miércoles, 29 de mayo de 2013

Desafío LOVE CRAFT: SOBRES [mayo]

Esta entrada es muy especial para mí, porque es la primera que dedico al Desafío LOVE CRAFT, la iniciativa que comenzamos Bea (Coleccionando Cosas Bonitas) y yo misma este mismo mes, y que esperamos poder presentaros todos los meses. Esta vez, el tema propuesto era: SOBRES DECORADOS.



Antes de enseñaros mi propia interpretación del reto, me gustaría daros las gracias por la gran acogida que le habéis dado, ¡Bea y yo estamos muy contentas! Gracias, gracias y mil gracias más...

Y ahora sí, ¡os enseño mi participación en el reto! Fui a comprar varios sobres craft, porque creo que dan mucho juego, y en una tarde que saqué papelitos de scrapbooking salió esto...



Cómo veis los he convertido en kits creativos, ¡y uno de ellos será para uno de vosotros! Cómo ya os dijo Bea esta primera vez vamos a sortear un detallito entre todos los participantes... ¿Qué tiene el kit? Pues yo os cuento: etiquetas para regalos, florecitas, lazos, botones, un sellito, algunas pinzas...



Cosas que podéis utilizar para decorar vuestros proyectos creativos o regalos. Participarán todos aquellos trabajos enlazados en esta entrada durante todo el día de hoy, 29 de mayo. Eso sí, sintiéndolo muchísimo y aunque en el desafío puede participar cualquier persona de cualquier lugar del mundo, el sorteo se limita al ámbito nacional por cuestiones económicas. El sábado 1 de junio diremos el nombre del ganador (que será elegido vía random) y publicaremos el desafío del mes de junio. Todos los participantes con dirección en España pueden inscribirse en el sorteo utilizando el formulario que hay debajo de los enlaces.

Y además de mi sobre, os enseño también el de la otra mitad de la idea del desafío LOVE CRAFT, la participación de Bea... ¿No es precioso? ¡Creo que la ha quedado genial! No os perdáis su entrada con más fotos en su blog (click aquí)...




¡Y ahora sí! Podéis enlazar vuestra participación del Desafío LOVE CRAFT SOBRES aquí:








Muchas gracias por la visita y, muy especialmente, por participar.

Feliz miércoles 

jueves, 23 de mayo de 2013

Bésame mucho...

Y no, no es el día internacional del beso, pero yo pensaba que sí. Hoy venía del trabajo escuchando Kiss, cuando la locutora del programa De vuelta a casa Rocío Moreno dijo que hoy era el día internacional del beso (o al menos eso entendí yo, ¿alguien más la escuchó decirlo o debería de empezar a preocuparme?), e inmediatamente en mi mente escribí un post que se titulaba "Bésame mucho". Pues bien, al llegar a casa y ponerme a buscar información me encuentro con que parece ser que el día internacional del beso es el 13 de abril, ¡toma chasco!


Y claro, tenía dos opciones: esperar al 13 de abril del próximo año, o escribirle hoy (total, qué más da, en el fondo yo no sigo mucho eso de los días internacionales... ¡Y además así me aseguro que no va a haber más posts sobre el mismo tema!). Y me ganó la impaciencia...


¡Porque a mí me encantan los besos! Y además, son tan saludables... ¡Creo que todos hemos oído alguna vez hablar de los beneficios de los besos!


 Besar es bueno para el corazón (y no solo en sentido figurado)

Un beso apasionado nos acelera las pulsaciones del corazón (de 70 a 140 nada más y nada menos, oigan), lo que activa la circulación de nuestro organismo. Además estudios científicos revelan que cuando besamos se activan unos procesos internos que previenen la formación de unas hormonas que son responsables del colesterol malo alto, la presión y el insomnio, lo que reduce el riesgo cardiovascular.




 Besar nos hace más felices

Esto es debido a una hormona que se libera en el cerebro (oxitocina) a partir de las sensaciones que se perciben en los labios, que producen un efecto tranquilizador en el cuerpo. Y si además de besar, lo hacemos apasionadamente también se liberan endorfinas, que a efectos prácticos funcionan como una especie de droga natural e inofensiva producida por nuestro propio organismo que producen una sensación de placer reduciendo el nivel de estrés e incluso la depresión.



 Besar es bueno para la línea

¡Cuando besamos a otra persona quemamos calorías! Y cuánta más pasión ponemos, más calorías quemamos... Además al besar ponemos en funcionamiento 34 músculos de nuestra cara.




 Besar es bueno para la sonrisa

Pues sí, señores, besar nos ahorra visitas al muy odiado al menos por mí  dentista. La saliva extra que se genera al besar ayuda a proteger los dientes de  bacteriana.



Y además los estudios muestran también que el beso es el primer paso para conocer el nivel de compatibilidad con la otra persona y es símbolo de confianza.


(Y sí, he tenido que poner este beso aunque no sea muy fan de la Carbonero porque yo creo que no hubo mujer en España que no se emocionara con el pedazo de beso de Iker).

Así que mis queridos amigos, me declaro fan de los besos y de besar, y sabiendo todos los beneficios que tiene... ¡Hay que ponerlo en práctica sí o sí!

Y antes de despedirme, os dejo con unos versos de mi poeta preferido, Gustavo Adolfo Bécquer...

                             
                                             "Por una mirada, un mundo,
                                  por una sonrisa, un cielo,
                                  por un beso... ¡yo no sé
                                 qué te diera por un beso!"

Os deseo un feliz jueves casi viernes y por supuesto, un feliz fin de semana 

***Nota: la información de este post ha sido vista aquí y aquí.

martes, 21 de mayo de 2013

Cuando digo NO...

Hoy no iba a escribir un post... Ya me había despedido en twitter porque hoy he madrugado, ha sido un largo día y mañana me espera otro similar. Pero justo he leído el título de un libro que me ha hecho pensar (qué caprichosa es la inspiración) y he tenido que compartirlo con vosotros:

   "Cuando digo no, me siento culpable"

Para todos aquellos interesados, os cuento que el autor del libro es Manuel J. Smith, de Nuevas ediciones de bolsillo. Y no, no le he leído... Al menos todavía, reconozco que el título me llama la atención.



Porque he recordado muchísimas veces en las que quería decir NO y, en su lugar, dije .

 ♥ Cuando mi querido me dice que si puedo ir a comprar esto o lo otro, o a buscarle a alguna parte (esto de tener solo un coche, es lo que tiene, un rollo oigan), y resulta que yo estoy hasta arriba de trabajo.

 ♥ Cuando me preguntan si puedo hacer algo del trabajo que no me apetece nada y que no me toca... Y sin embargo lo hago.

 ♥ Cuando mis amigas me dicen que quedemos, y para hacerlo yo tengo que hacer reajustes en mi apretada agenda y sería mucho más fácil dejarlo para otro día...

Y así sucesivamente. Y suelo decir que sí, porque son personas a las que generalmente quiero y no quiero defraudar sino todo lo contrario.

Pero llega un momento en el que, a veces, ya no se puede más. Un momento en el que no podemos con más cargas, un momento en el que el vaso rebosa. Un momento en el que, o decimos NO, o nos volvemos locos...

Y aún es más grave. Las pocas veces que decimos NO, ¡tenemos que justificarnos! Por ejemplo, cena de Navidad con los del trabajo que no te caen bien (no es mi caso, eh? Es solo un ejemplo, matizo), y no te apetece nada ir... ¿Qué haces? Tu mente, veloz como un rayo, empieza a inventar excusas creíbles que no te hagan quedar mal.

¿No es una locura? No, porque NO, porque no me da la gana vaya, porque no me apetece, porque tengo otros planes mejores. ¿Por qué tenemos que justificarnos si no nos apetece hacer algo? Cuando decimos SÍ no tenemos que añadir detrás "porque me apetece claro, que hace mucho que no vamos y además con una tarta de chocolate de postre nadie se puede negar". No hay que añadir nada. Vamos y punto. ¿Por qué cuando decimos NO hay que justificarse?

En fin, que a lo mejor es una locura mía derivada de un día de no parar. A lo mejor mañana me despierto pensando que este post ha sido una locura... Pero me gustaría saber qué pensáis vosotros, ¿os cuesta decir que NO tanto como a mí? ¿Os sentís culpables cuando lo hacéis?

Feliz martes casi miércoles... El ecuador de la semana 



domingo, 19 de mayo de 2013

Hoy visitamos... Bermeo

El domingo pasado, como os adelantaba en twitter, mi querido y yo decidimos hacer una excursión a algún lugar cercano. Después de una breve búsqueda en google-mágico, decidimos ir a visitar Bermeo, un pueblecito costero de Vizcaya, donde se encuentra una de las iglesias más impresionantes del mundo: San Juan de Gaztelugatxe.



Después de un camino más largo de lo previsto (¿por qué a los hombres les cuesta tanto conectar el GPS?), llegamos a Bermeo a la hora de comer. Aparcamos en el puerto, y descubrimos un pueblecito encantador lleno de gente. Además había comuniones, así que os podéis imaginar que todos los bares y restaurantes bullían de alegría (por cierto, una pregunta que me surgió... ¿por qué a las niñas de comunión las visten como a novias? Y ya no hablo del vestido, que también, ¡es que casi todas las niñas que había en Bermeo llevaban velo! ¡Velo! Ojiplática me quedé....). Allí comimos y después dimos un agradable paseo viendo el mar y los barquitos.






El sitio era bonito, pero como ya os comentaba nosotros queríamos especialmente conocer la iglesia de San Juan de Gaztelugatxe, así que cogimos el coche otra vez y para allá que fuimos. Había que andar unos kilómetros, pero la vista merecía la pena, ¿no creéis?


Como podéis ver, la ermita se encuentra en un islote que está unido con la tierra por un puente de piedra de dos arcos que es una verdadera maravilla. Actualmente no es posible llegar hasta ese puente en coche, porque la erosión del mar ha estropeado la carretera de acceso, por eso nos tuvimos que dar un buen paseo... Cuando llegamos, comenzamos a subir las más de 200 escaleras que separan la ermita del puente.


El camino es sinuoso y estrecho, pero muy sólido. Realmente me maravillan las construcciones antiguas que se edificaban para que durasen... No como muchas de las que se hacen hoy en día. ¿Apreciáis la subida? A ver si en esta foto notáis mejor el esfuerzo que supone....


Sin embargo no se me hizo muy pesado. Era bastante agradable con el mar de fondo y la brisa. Y desde arriba pudimos contemplar unas vistas preciosas de la costa de Vizcaya...


La verdad es que aunque volvimos a casa realmente muy cansados, fue una excursión estupenda y ya estamos pensando en la siguiente... ¿Dónde será? ;)

¿Conocíais Bermeo y San Juan de Gaztelugatxe? ¿Os gustan las excursiones improvisadas de fin de semana?

Os deseo un muy feliz comienzo de semana 

jueves, 16 de mayo de 2013

Recetario y otras cosas

¿Teníais curiosidad por saber de qué proyecto os hablaba ayer? Hace unas semanas, cuando le estaba haciendo, también os adelanté algo por twitter... Pues hoy os le quiero enseñar... ¡Un recetario!



Hace muchísimo tiempo (más de un año, seguro) que quería hacer uno, y cada vez que veía recetarios en la web me volvían las ganas... ¡Y hasta ahora no he sacado tiempo para hacerle!

Os le voy a enseñar, y también os voy a contar un poco el proceso por si vosotros también tenéis ganas de uno... Lo primero que me planteé fue el formato: ¿fichas, un cuaderno o un archivador? Y opté por el archivador, porque para mí combinaba lo mejor de los otros dos formatos sin caer en lo malo: las fichas quedan muy monas pero la realidad es que suponen demasiado bulto en nuestra pequeña cocina... Y el cuaderno abulta poco, pero me parecía poco práctico para interactuar (no se pueden eliminar recetas, ni recolocar, y me daba la sensación de más desorden). Así que opté por el archivador, que no supone mucho bulto y además permite una interacción total.

Después me hice con un archivador medida DIN A5 (la mitad de un folio porque si no me parecía muy grande) y también con varias fundas de plástico del mismo tamaño donde meter las recetas. Las fundas me parecen una buena idea porque se puede sacar del archivador la receta que se necesita y llevarla a la cocina protegida sin pensar en estropear el papel, y además es posible sacarla de la funda para realizar anotaciones en caso de que sea necesario). Tengo que deciros que ha sido lo que más me ha costado encontrar, solo las he visto en la papeleria Carlin...

Una vez que tenía esto, ¡a trabajar! Seleccioné los papeles y me puse a decorar el archivador. No tenía elementos decorativos de cocina, así que diseñé yo misma un gorrito, cupcakes, cubiertos.... Y ya veis el resultado:



También decoré el lomo del archivador, para que quedase bonito cuando estuviera colocado:


Y la parte trasera:


Por último lo plastifiqué para proteger los papeles porque quiero darle mucho uso a mi recetario y no quería que se estropearan...

Una vez que tenía el exterior hecho, hice los separadores también con papeles de scrap, y los plastifiqué con una plastificadora casera que tengo por la misma razón, para protegerles... Según abrimos el recetario, nos encontramos con esto:




Y a partir de aquí, varias secciones. Como os digo no tenía decoración con temática de cocina, así que todos la decoración está hecha por mí a mano, utilizando papeles de scrapbooking.

Entrantes:




Primeros platos:




Segundos:




Postres:



Bebidas (batidos, cócteles...):



Y por último hice un apartado adicional en el que voy a incluir un mix: quiero poner, por un lado, información nutricional sobre los distintos alimentos, propiedades de plantas, y otras cosas que se me ocurran.


¿Qué os parece? Ahora me falta rellenarle... ¡A ver si saco tiempo! Porque mi casa en estos momentos es una cadena de montaje de invitaciones...

Aprovecho el post para comentaros otras cositas:

1) ¡Ya tengo listo mi sobre decorado para el desafío love craft (#desafiolovecraft)! (click aquí si queréis conocer la iniciativa) ¿Cómo vais vosotros?



2) ¿Os habéis apuntado al #summerswap de Scarlata (yo sí)? Una forma de viajar sin salir de casa... ¡Click aquí para ver toda la información!



¡Ahora sí me despido!

Feliz jueves casi viernes, y feliz fin de semana 

miércoles, 15 de mayo de 2013

Blogger Traveller Santander: Flores

Y llegó el 15 de mayo, y con este día, una nueva entrega de Blogger Traveller (#bloggertraveller en twitter), la fantástica iniciativa de Paty Melocotón (del blog Mi dulce de Melocotón). En abril (Pascua) no me animé a participar porque no tenía mucho tiempo y porque realmente nunca he vivido realmente la pascua: ni conejitos, ni monas de chocolate, ni Semana Santa religiosa.

Pero esta vez, en mayo, os tenemos que enseñar flores. ¡Me encanta la primavera! Así que este reto me pareció muy interesante.

Santander, en primavera, se llena de flores. Ventanas, aceras, rotondas... Cualquier sitio es bueno para ver flores y color. Pero yo quiero enseñaros uno de los sitios más bonitos de Santander: el parque de Mataleñas.


El parque de Mataleñas está situado muy cerca de las playas del Sardinero (de las que os hablaba aquí, en mi primer Blogger Traveller), y al lado de una pequeña cala deliciosa con el mismo nombre (playa de Mataleñas). Tiene una gran superficie y se distinguen varias áreas que espero enseñaros en un futuro, pero hoy voy a hablaros únicamente de la parte ajardinada...


Caminos de piedra rodeados de cuidadas plantas, todo muy ordenado y cuidado. ¿Os confieso algo? Me encantan estas flores, siempre me recuerdan a mi padre porque a él también le gustan mucho y además tienen un olor delicioso... Así que siempre me acuerdo de él cuando paseo por allí.


También podemos encontrar las clásicas rosas...


¿Queréis verlas más de cerca?




Pero también podéis disfrutar de otras flores preciosas y llenas de color...





¿No son realmente bonitas? Yo disfruté muchísimo haciendo estas fotos... Creo que el parque de Mataleñas es un lugar maravilloso para pasear porque además, como os dije, esto solo es una parte... ¿Queréis ver un adelanto del resto del parque?


¿Verdad que os dan ganas de seguir paseando por Santander? Pues eso lo dejaremos para otro día, pero hoy podéis seguir disfrutando de las flores de otros preciosos lugares visitando el blog Mi dulce de Melocotón.

Antes de despedirme os pido disculpas por mi ausencia... ¡No me dan las horas! Y ahora estamos montando las invitaciones de la boda (qué ganas tengo de enseñároslas) y claro, menos tiempo aún... Pero este fin de semana terminé un proyecto que tenía muchas ganas de hacer y el otro día con sol hice fotos, el jueves os lo enseño!!!

Muchas gracias por la visita y feliz miércoles 

jueves, 9 de mayo de 2013

Reflexiones (I): Personas-vampiro

Personas vampiro: dícese de aquellas personas que roban toda la energía a los que les rodean.


El otro día tuve la mala suerte de encontrarme con una persona así. Había quedado con varias chicas para comer y estábamos estupendamente hasta que de repente la chica-vampiro, empezó a quejarse y autocompadecerse sin parar, con frases como las siguientes:

"Qué injusta es la gente conmigo, hacen caso a todo el mundo menos a mí..."

"A otras personas las tratan mejor que a mí..."

"Pobrecita yo, que tengo una situación muy fea..."

(Aclaro su situación, que no quiero que penséis que soy una desalmada: esta persona no está enferma ni tiene familiares enfermos, de momento tiene trabajo y encima de lo suyo y lo que le gusta, tiene amigos, pareja, les va estupendamente y no tiene problemas económicos).



La verdad es que siempre he sido muy empática, y se me partía el corazón al verla así. Intentamos animarla, razonar con ella... Y cada vez que le decíamos una frase de ánimo, sus frases de respuesta comenzaban con un: "Pero es que..."

Y yo no podía evitar en algo que siempre me dice mi padre, que sabe mucho más que yo y además conoce más mundo "Hija, el PERO es el comienzo de todos los fracasos". Qué razón tiene mi padre, ¿cuántas veces hemos comenzado a intentar algo excusándonos con el pero? En fin, que me lío y este es otro tema, prosigo contándoos la historia...

Ella seguía quejándose y quejándose, y nosotras animándola, hasta que finalmente nos despedimos. Yo volví al trabajo y, cuando llegué, un compañero me preguntó nada más verme: "¿Te pasa algo? Parece que te han pegado una paliza...".

Obviamente le contesté que no, que no me pasaba nada... Pero me di cuenta de que me había quedado sin energía. Yo, que soy un terremoto de energía... Estaba realmente agotada, ¡tenía hasta sueño! Y recordé algo que me dijo hace mucho tiempo una de las mejores profesoras que he tenido "María, hay algunas personas que absorben la energía positiva de los que los rodean... Es mejor alejarse de ellos y rodearse de aquellas personas que transmiten buenas vibraciones para ser feliz".

Y asocié ese robo de energía positiva con los vampiros, y se me ocurrió que a todos ellos les vendría bien el nombre de personas-vampiro. Personas que te chupan toda la energía. Personas que solo transmiten mal rollo y malos rollos. Personas que lo primero que hacen es criticar y siempre se están quejando...

¿Conocéis a alguna persona-vampiro? ¿Os quitan también a vosotros la energía?

Aunque no sea una entrada muy positiva, os deseo un feliz jueves-casi-viernes, ¡y un fin de semana aún mejor! 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...