domingo, 30 de junio de 2013

Yo no compro en comercios chinos

Esta no es una entrada de cosas bonitas, y supongo que, en general, tampoco podría considerarse bonita. Pero es mi pequeña reivindicación, uno de mis granitos de arena, para contribuir a esta situación que estamos viviendo en España actualmente. Desde hace mucho tiempo quería escribirla, pero nunca encontraba el momento (aviso para mis pacientes lectores: se avecina mucho texto... ¡Pero vale la pena!)

Yo no compro en comercios chinos desde que escuché, hace ya varios años, de que el Gobierno de España tiene un acuerdo con el Gobierno de China mediante el cual todos aquellos empresarios chinos que abran aquí un bazar tienen exenciones de impuestos que no tienen los emprendedores españoles... Me impactó muchísimo, así que decidí investigar un poco más sobre el tema (creo que no os he contado nunca que soy economista...) y os voy a contar todo lo que averigué y porqué yo, después de todo esto, no compro nunca en bazares chinos.

 Lo de la exención de impuestos, es una leyenda urbana. Lo que sí que existe desde 1992 un convenio bilateral entre el Gobierno de España y el Gobierno de la República Popular China para evitar la doble imposición (click aquí si queréis leerle), lo que significa que, efectivamente, hay muchos casos en los que no tributan en España pero porque lo hacen en China, no porque no paguen impuestos.

 El salario mínimo interprofesional en China es muy inferior al de España. De hecho, hasta el año 2004, ni siquiera tenían. En la actualidad existen distintos salarios mínimos en función de las diferentes regiones que existen pero, según los datos que he encontrado el salario medio de un trabajador en china oscila entre los 870 yuanes que se cobra en el centro del país y los 1.500 yuanes que se cobran en Shenzhen, la región conocida como la fábrica del mundo. Es decir, entre 108€ y 187€... (fuentefuente) ¿Cómo os quedáis? Os informo, para que os hagáis una idea, de que por ejemplo alquilar un apartamento de dos habitaciones en una zona media de Pekín cuesta 2400 yuanes (fuente)... De hecho en China hay una tasa de desempleo bastante baja y sin embargo es uno de los países con más pobreza (fuente, fuente). Es decir, que cuando compramos productos chinos a un precio inferior a otros, estamos favoreciendo salarios bajos (que seguro que no querríamos para nosotros).

 Las condiciones de trabajo en China son lamentables. En este punto me ha costado mucho formarme una idea por dos motivos: (1) las empresas que tienen fábricas allí son las primeras interesadas en no explicar la realidad y (2) el régimen autoritario que gobierna el país censura todas las noticias que no le interesan (click aquí para ver un ejemplo). Sin embargo después de navegar por la red (click, click, click, click, click, click...) os puedo contar lo siguiente:


     *Jornada laboral
Aunque la teoría dice que la jornada laboral aprobada por ley es similar a la española, la realidad es que lo más habitual es trabajar cerca de 12 horas diarias y, en algunos casos, sin ningún descanso mensual. Es decir, que nosotros suspiramos por poder disfrutar del fin de semana... Mientras que en China, en muchas ocasiones, no tienen ni siquiera un día libre al mes.

Esto ocurre también con los bazares chinos, al menos con los que yo conozco. Abren TODOS los días del año, sin respetar los cierres de descanso obligado (click, click, click...). Y es curioso, ¡siempre están llenos! Así que claro, yo me pregunto... ¿Cuántos de nosotros queremos trabajar los 7 días de la semana incluyendo domingos y festivos? Me sorprende la gente que sigue la ley del embudo: que trabajen otros que me viene muy bien que abran, pero yo de día libre en casa. Porque vamos a ver, señores, ¿creen acaso que esta situación es sostenible en el tiempo? ¿Cuánto creen que vamos a tardar en seguir nosotros ese horario laboral? Pues yo se lo cuento, si siguen yendo a comprar los domingos y festivos a este tipo de bazares que abren saltándose las normas impuestas para todos, muy poco. Luego no se quejen... ¡Qué yo se lo he avisado!

 *(In)seguridad en el trabajo
La salud y la seguridad en el trabajo son tan deficientes (se sacrifican para conseguir abaratar los costes, por supuesto) que China no publica datos sobre siniestralidad laboral. De hecho, uno de los pocos sectores en el que sí se publican datos, el sector de la extracción de carbón, explica que cada año 3.000 personas pierden su vida trabajando lo que implica un índice de mortalidad laboral por millón de toneladas extraídas siete veces mayor que el de la India, por ejemplo. Y oigan, queremos productos baratos pero... ¿A cualquier precio?

 *Vacaciones pagadas
La regulación de las vacaciones pagadas en China comenzó en el año 2000. A fecha de 2012 (últimas noticias que he encontrado) existe un borrador en el que se reconoce el derecho a 5 días de vacaciones al año durante los primeros diez años de vida laboral y a 10 días cuando se supere la década hasta alcanzar los 15 días de vacaciones después de 20 años de trabajo. ¡5 días! ¿Y sabéis lo peor? Que solo es un borrador, la realidad es que hay trabajadores que nunca han disfrutado de vacaciones.

 Existe explotación infantil. Aunque no hay tanta explotación infantil como en otros países en vías de desarrollo, se ha experimentado una alza debido a la dificultad de muchas familias para financiar la educación de sus hijos. A raíz de esto se han desarrollado programas de trabajo-estudio que, en demasiadas ocasiones, se convierten en una tapadera para el trabajo infantil (fuente). Con respecto a esto ha habido varios escándalos que han salpicado a empresas como Apple, Walmart o Microsoft (fuente, fuente, fuente, fuente, fuente...)

 Existen los trabajos forzados. Aunque  es cierto que el Gobierno Chino está intentando regular esta situación, siguen existiendo casos en los que empresarios chinos retienen parte de su salario a los trabajadores para que no abandonen su empresa. Incluso en 2007 aparecieron varios escándalos en las provincias de Shanxi y Henan  donde varias personas eran obligadas a trabajar en condiciones de esclavitud (fuente, fuente, fuente).

 La calidad de los productos chinos es inferior. De todos es sabido que, para abaratar costes, se sacrifica la calidad de los productos (click, click, click...) ¡Bazares chinos españoles han llegado incluso a cambiar la fecha de caducidad de unos huevos para seguir vendiéndolos (click)!

 No cuidan el medioambiente. El medioambiente de china se ha degradado (y continúa haciéndolo) considerablemente debido a la poca preocupación de las empresas por el mismo. Aunque desde el gobierno están tomando medidas, la realidad es que todavía queda mucho por andar (fuente, fuente, fuente).

En resumen: yo no compro en bazares chinos porque sé que al fomentar todo esto, además de deteriorar la vida de las personas, también incrementamos las papeletas de que todo esto suceda en España. O dejamos de comprar en festivos, o tendremos que trabajar nosotros también los festivos, así de sencillo. Y esto, lo podéis extrapolar al resto de puntos.



Esto, por supuesto, es mi opinión y mi punto de vista. Yo creo que tengo razón (obviamente) pero por supuesto respeto todo tipo de opiniones diferentes (aunque pienso que probablemente estáis equivocados).

Yo solo os puedo decir que no solo ya no compro en bazares chinos, sino que además cuando hago la compra suelo fijarme en la procedencia de los productos... ¿Os habéis fijado vosotros? Os sorprendería saber cuántos proceden de allí. Mi cesta de la compra se ha encarecido un poco, pero yo soy más feliz comiendo espárragos de Navarra y anchoas de Santoña, que de China.

Y no me gustaría terminar sin contaros una historia real para la reflexión que le sucedió a un amigo mío, llamémosle Luis, y su vecino, llamémosle, XianLu.

Luis tenía un taller de coches al lado de un bazar chino. Se llevaba de maravilla (y se lleva, que lo cortés no quita lo valiente) con el vecino que regentaba dicho bazar, XianLu. A menudo iba allí a comprar cositas que necesitaba y bromeaban juntos. Un día, Luis, le dijo a XianLu:

"Oye, amigo XianLu, si alguna vez necesitas algún arreglillo en el coche traemele que te le echo un vistazo y te hago precio, por supuesto".

A lo que XianLu respondió:

"No, gracias, pero yo el coche le llevo al taller de Chunli, que es chino como yo".

Pues eso.

¿Compráis vosotros en bazares chinos? ¿Qué pensáis de esta situación?

Por cierto... ¿Os gusta el cambio de look de mi blog?

Feliz domingo y... No os perdáis mañana en el blog de Bea (Coleccionando Cosas Bonitas) el desafío LOVE CRAFT (#desafiolovecraft) de julio 

44 comentarios:

  1. Pues que llevas toda la razón del mundo.
    Yo si compro y sé que está mal, pero hay veces que con estos horaios tan raros que tengo (soy tripulante de vuelo) es lo único que encuentro abierto. No es excusa, lo sé, y reconozco que hago mal, pero es la realidad.
    La verdad que es una pena, porque cada vez hay más establecimientos regentados por chinos, y es cierto que abren SIEMPRE, hasta festivos.
    Un beso y gracias por estaa reflexiones

    ResponderEliminar
  2. Una de las entradas más interesantes q he leído en estos días...gracias de corazón y la comparto!!!

    Me encanta, de verdad tu nuevo cambio!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Yo cuando necesito algo de cadena cien, voy a uno que tengo de españolitos al lado. Tengo la (puta) costumbre de decir..lo compré en los chinos, cuando en realidad es cadena cien de toda la vida de Dios! mis banderines de brilli brilli son de allí..
    Dejé de ir a los chinos (verdaderos) cuando me enteré de la exención de impuestos que tu comentabas, y ahora que dices que no es eso sino que tributan en china...que les den dos yuanes. La historia que comentas de tu amigo, bueno, solo hay que fijarse un poquito en ellos, en un pueblo pequeño se ve mejor claro...JAMAS compran en los negocios locales...EN NINGUNO, solo van a los bares a DESVALIJAR las tragaperras. Conozco bares que les han prohibido la entrada porque no consumían, se sentaban delante de la maquinita a meter monedas hasta que sacaban el premio..y adiós.

    ResponderEliminar
  4. interesante. yo ví un documental sobre víctimas de la moda desde entonces no piso ni zaras, ni h&ms, ni ningún tipo de multinacional. volvamos a la localización para ganar todos. A esto es a lo que se refiere De Guindos cuando dice que seremos más competitivos. Hijos de la gran ...chingada

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me has "enganchado" desde el primer párrafo, no conocía el aspecto del blog anterior pero este me parece muy original. Comparto al 100% toda tu exposición, yo tampoco les compro, pero tristemente creo que somos minoría. La amplitud de horas abiertos (eso me parece indignante para el resto de comercios) hace que mucha gente entre y compre y esté contenta con su compra!pues ole tú!, si sabes que no te va a durar !ni un lavao! Ojala todos compartiéramos esta visión. Enhorabuena por tu entrada.

    ResponderEliminar
  6. A mí me molesta que haya niños atendiendo a los clientes, sea cuál sea el origen de los propietarios. En cuanto a juguetes y materiales de esas tiendas, no suelen tener la aprobación de la Unión Europea, con lo que prefiero no comprar nada.

    ResponderEliminar
  7. Pues muy interesante. Lo malo es que son tan cómodos... porque siempre están abiertos... claro. La verdad es que voy muy poco, pero voy. Comparto el enlace que es muy interesante y lo intentaré. Intentaré no ir. :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me parece super interesante, yo no suelo comprar en bazares chinos (algún bloc) y para de contar, es que no me dan confianza y jamás se me ocurriría comprar comida en ellos. Lo de los impuestos, lo había oído, y los horarios me parece vergonzoso pero tampoco estoy de acuerdo con que otros centros abran hasta las doce de la noche y todos los días de la semana, hombre eso es quemar al personal!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Yo trato de comprar lo menos posible por lo mismo que tú: prefiero comprarle las libretas a la señora de la papelería de toda la vida para que no tenga que cerrar.
    Y luego, hay muchas cosas de las que no me fío, si cada dos por tres tienen problemas con lo que venden!!!

    ResponderEliminar
  10. Yo reparto mi gasto entre chinos y españoles, grandes superficies y pequeño comercio. Creo que tienes razón en tus argumentos, pero también es cierto que muchos en China no podrían llevar la vida que llevan aquí, con varios hijos, por la maldita política del hijo único.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digo lo del hijo único porque escapar de allí es la única manera de tener gran familia y la forma más fácil de establecerse en España es con bazares y restaurantes. Ellos también son víctimas de lo que cuentas.Nosotros, con medidas como la que dices (no comprar), aportamos nuestro granito de arena y todos deberíamos hacer lo que dices, pero la solución a estos problemas debe ser a gran escala.

      Eliminar
  11. Yo descubrí "cerca" de mi casa cuando vivía en Valencia un bazar de españoles, el típico todo a cien que solía haber. Prefería ir ahí a comprar, sin saber casi nada de todo esto, por el mero hecho del mérito que tiene mantener un comercio así cuando está siendo monopolizado por comercios chinos. Sin embargo, eso tampoco solucionaba las cosas. Muchos productos estaban etiquetados como españoles, o más bien "Importado por", o "Importado para". Pero luego, son Made in china, igual. Así que bueno, empecé a diversificar. La papelería -libretas, bolígrafos, etc.- empecé a comprarlos en una papelería cercana, los productos de limpieza en droguerías, y así. Aunque cuesta realmente marcar la diferencia por eso, por el tema de la importación.

    Pero desde luego, hay que pensarlo, que ya ha habido quien ha elogiado la manera de trabajar en China y la ha reclamado como necesaria para "salir del bache". Ejem. Si para que la economía repunte tenemos que poner nuestros cuellos bajo las ruedas de la maquinaria....

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo con la entrada!!!! y el cambio de look ideal!!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  13. OLE!!!! yo siempre se lo intento explicar a la gente... pero siempre ponen excusas!!!

    Esta genial!!! muchas gracias!!!! y mil OLES!!!
    UN BESAZO!!!

    ResponderEliminar
  14. Hola María
    Interesante post, muy bueno.
    Pues antes solía comprar algún articulo de papelería, pero empecé a pensar como tú y decidí que si tengo que comprar papel de seda lo compro a una papelería donde se que el dinero se va a gente de este país. Y aparte de mejor calidad.
    En cuanto a ropa nada de nada me niego a comprarles, (me dedico a ello) y su calidad deja mucho que desear.
    Pero me hace mucha gracia la gente que te dice paso de encargarte a ti algo, cuando lo tengo en una tienda china mas barato y además las grandes superficies lo fabrican allí.
    Lo que es una pena es que compres donde compres cada vez mas son productos de ellos. Mira yo compraba en una mercería los útiles de costura y poco a poco me he dado cuenta que estaban bajando de calidad en sus productos como alfileres, agujas y es que son de la misma marca que tienen en los bazares chinos. Conclusión tuve que dejar de comprar en esa mercería porque al final es mas trabajo para mi, por la poca calidad que tienen.
    Ala ya me he explayado.
    Por cierto muy bonito tu cambio de look del blog
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola María , muy buen post ,, pero es luchar contra el mundo ,,, si son tan baratos,,,y hay tanta necesidad ,,, pero bueno quizás tu contribuyes más que yo con tu post ,,, es un granito de arena
    Cariños

    ResponderEliminar
  16. Muy buen post, pero habría que añadir a todo el grupo Inditex, Tiger, Mango, fabricantes de electrodomésticos, de coches,.... Aquí no se salva ni el tato.. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra..

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tu investigaciones y tu post explicándolo todo tan bien. Yo la verdad es que no me gusta comprar en los chinos por muchas de las razones que has nombrado, y también me suelo fijar en la procedencia de los productos. Me gusta comprar en pequeño comercio, porque así se que mi consumo llega directamente al trabajador.
    Por cierto, enhorabuena por tu cambio de look, me gusta mucho!

    ResponderEliminar
  18. Me ha parecido un post interesante, pero creo que es un tema que se nos va de las manos, sobretodo por la cantidad de productos made in china que consumimos sin saberlo.

    ResponderEliminar
  19. Gracias por toda la información que has recabado y por compartirla, muy completa y muy importante!!
    Te doy toda la razón, por desgracia en este mundo siempre hay negocios turbios... y lo peor de todo es que grandes compañías, como muy bien habéis comentado, también están dentro de ese mundillo que no cumple las leyes y que no les importan nada las personas/trabajadores, en vez de hacer las cosas bien y de dar buen ejemplo hacen lo contrarío. Es inexplicable...
    Después de lo que está pasando con la Operación Emperador...no nos podemos fiar de nada...

    Cambiando de tema. Me encanta el cambio que le has dado al blog! La combinación de colores es muy chula, muy bonita la cabecera y todas las secciones!!
    no me perderé ese desafío! :D
    Besicos,
    Pilar

    ResponderEliminar
  20. No te puedo arrebatir nada porque todo lo has comprobado con muchas fuentes y algunas de estas cosas ya las sabía.
    Yo me quedo con la noticia primera del Gobierno, que pagan impuestos en China y aquí no. Me parece fatal que encima no participen en aumentar el PIB de España. En el programa Equipo de Investigación apareció un video sobre cómo se montan el negocio los chinos
    Yo creo que mientras sea estudiante, seguiré comprando en los chinos entre semana pero los findes no pienso ir
    Me gusta este tipo de aportaciones, nos enriquecen a todos
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Interesante información, la verdad es que algunas de estas cosas no las sabia, aca en Chile hay muchos chinos, tantos que por todos lados podemos ver sus productos,lo cual me molesta mucho ya que a generado que los artesanos chilenos tengan que cerrar su negocios,porque la gente comete el error de preferir cosas chinas porque son mucho mas baratos ,pero hay que decir las cosas como son ,tambien son malas. Yo como tú, tampoco compro cosas chinas. Y siento que todos deberiamos hacer lo mismo, porque aparte de todo lo que tu has mencioando, estamos perjudicando a nuestros paises. Tampoco quiero decir que hay que creearles las puertas, pero creo que deberia ser todo mucho mas justo.

    miles de besitos

    ResponderEliminar
  22. Genial la entrada y genial el trabajo de investigación que has puesto en ella. Muchísimas gracias por el esfuerzo.
    Hace algunos años que dejé de vivir en España así que la verdad es que la situación sólo la conozco por familiares y amigos y por prensa. Cuando me fui empezaban a emerger un montón de bazares chinos pero aún podías encontrar las típicas tiendas de "Todo a Cien" (que de todas formas tiene la mayoría de productos importados de China).
    Vivo en Australia. Estamos muy cerca del continente asiático y muchísimos productos son "Made In China" (es casi imposible no comprar nada fabricado allí). Hace algunos años que desde el sector económico se están haciendo campañas publicitarias para que la gente compre productos hechos aquí. De hecho las frases "Made in Australia" o "Australian owned" se usan como reclamo publicitario en todos los productos que cumplen éstas normas. La gente tiene bastante conciencia del problema y hay más variedad a la hora de comprar. Evidentemente no es oro todo lo que reluce pero al menos hay una percepción real del problema.
    También hay que decir que la situación económica aquí es distinta y queramos o no, eso afecta a las decisiones de compra de las personas. Tristemente es un pez que se muerde la cola.
    Besos y me encantan los colores de la nueva página, Verónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidó decir que la comparto en el Fb si no te importa... :-D

      Eliminar
  23. La historia de Luis y Xianlu pasa en todas las CCAA. Ellos sólo se compran a ellos. Gracias por la reflexión y toda la documentación, muchas cosas ya las conocía. Pero el tema es que cuando compras en otros comercios resulta que después en la etiqueta ves "made in china" y se te queda cara de póquer ... Queremos comprar siempre al mejor precio, sin reflexionar antes el por qué de estos precios tan bajos.
    Dato curioso: en mi barrio abrieron un comercio chino a principios de año (el único en todo el barrio!!!), y ya lo han cerrado, no ha durado ni seis meses. Creo que es el primer bazar chino que conozco que cierran.
    Bss
    Maria

    ResponderEliminar
  24. Un post muy interesante, pero como dice algún comentario por ahí arriba, aunque no compremos en los bazares, millones de cosas que utilizamos a diario, aunque estén compradas en la tienda del barrio son "Made" in china, con lo que si no estamos igual estamos parecidos, pero sí, yo también apoyo al comercio de aquí y evito comprar los días que a mi me gusta descansar!
    Un besote

    ResponderEliminar
  25. Genial el post.

    Yo tampoco compro en bazares chinos, porque creo que (por todos los motivos que tu explicas) hacen una competencia desleal en cuanto a precios a los comerciantes españoles.

    Es que si explotan a sus trabajadores es normal que lo vendan ma barato. Yo no quiero participar de eso.

    Y en cuanto a la comida, tampoco compro cosas procedentes de China (como esparragos del mercadona) Porque oi que alli usan productos que aqui no están del todo bien vistos.

    En mi pueblo hay dos bazares, y dices ¿y esta donde viven? Porque NUNCA los ves hacer vida en el pueblo, y eso es porque no se gastan un duro aquí.

    Si ellos no dejan dinero aqui yo no quiero darles dinero a ello.

    Osea, es que vemos a diario como cierran tiendas españolas y esta gente abren unos bazares que cualquier dia son mas grandes que un Corte Ingles

    ¡¡paremos esto!!

    ResponderEliminar
  26. Muy interesante el post.. me has dado en que pensar.. aca también se ve eso de los comercios chinos, siempre abiertos, etc..
    Solo cinco días de vacaciones al año? Uf! Y yo que me quejaba de que solo tenemos 15! En fin..
    beso

    ResponderEliminar
  27. una entrada muy interesante!!! algunas cosillas las sabía, pero lo de las vacaciones y descanso no tenía ni idea!!!
    gracias por compartir con nosotras la información!!!
    besitos

    ResponderEliminar
  28. Interesantisimo post, la verdad es que algo sabía pero no lo tenía muy claro, ahora lo he entendido mejor, entre tus explicaciones y los enlaces, si no te importa lo voy a compartir con mis contactos.
    La nueva imagen del blog monísima, me encanta la bailarina es muy en la línea de Cosas Bonitas!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  29. ¡Me encanta el cambio de look!

    En cuanto a lo que nos cuentas, algo si que sabía, es más, intento no comprar nunca en estos comercios; pero es cierto que, a veces, te surge una compra inoportuna y siempre los tienes cerca para hacerla.
    Lo que más me ha molestado siempre, es que tengan tantísimas facilidades para montar un negocio y nosotros tengamos tantísimos obstáculos. Vivo en una zona de nueva construcción y puedo asegurar que casi todos los comercios que abren son bazares de chinos. ¡Increible!, y en Madrid hay calles que están "tomadas" literalmente por ellos. Porque ahora, además también están floreciendo los negocios de "decoración de uñas" y las peluquerías, a unos precios con los que no se puede competir.
    Me parece muy bueno tu post, asi que lo voy a compartir en mi página de facebook,
    https://www.facebook.com/entrehilosyazucar?ref=hl

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Felicidades por este post tan magnifico, completo y bien documentado.
    Yo no suelo comprar en los chinos porque es de muy mala calidad y al final lo barato sale caro, pero después de todo lo que nos has contado me pensaré mucho entrar en uno.
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Totalmente de acuerdo contigo, María. Gracias por la genial explicación :-)

    Un besito desde IdeandoArt!

    ResponderEliminar
  32. gracias por todos los datos que desconocia!! estoy de acuerdo con todo lo que dices, un besazo y un post genial!

    ResponderEliminar
  33. Imposible no darte la razón, ya que además de explicarlo todo perfectamente veo que te has informado como la que más.
    Yo era una de esas que creía en la leyenda urbana de la exención de impuestos, y no sé que me parece peor... si que no paguen o que paguen en su país, la verdad...

    Tengo que decir que aquí la mayoría abrían todos los día y prácticamente todo el día, pero ya no, porque los demás comercios protestaron, y ahora tienen un horario como los demás.

    De todas formas, creo que después de esta entrada, posiblemente no compraré más en un bazar chino. Sus precios son inferiores en muchísimas cosas, pero la calidad también.

    Y si no nos ayudamos entre nosotros, quién nos va a ayudar?

    Un 10 para esta entrada! Un beso

    ResponderEliminar
  34. Yo tampoco compro en comercios chinos, pero el problema real es cuando vas a una tienda de ropa, por ejemplo, y te llevas sus productos hechos en China.... Ojala todo el mundo pensase como tú y se tomase al pie de la letra todo lo que comentas!

    ResponderEliminar
  35. Una sabia reflexión. Gracias por ella. La verdad es que no me había fijado con tanto detenimiento y que sepas que lo pasé a más de una amistad. Me dicen: "Sí, estoy de acuerdo pero a veces es inevitable..."

    Estoy totalmente DE ACUERDO. La cosa es que si te fijas es difícil que las cosas no sean de China... No acostumbro comprar en 'los chinos' aunque reconozco que cuando necesito recipientes para scrap recurro a ellos: carrito, tuppers para embossing, ... Lo que no voy ni por asombro es a comprar comida. Más que nada que a mi ese tema de "los chinos" y "los japoneses" no me gustan nada... La verdad es que intento seguirlo. ¡Me gusta comer cosas de la tierra! :)

    ResponderEliminar
  36. ¿Y que me decis de los bares regentados por chinos en Barcelona? ya no es que sean bazares, ya es que son bares de los de toda la vida, y en muchas zonas, San Martí, Poble Nou, ya apenas queda un bar regentado por españoles...

    ResponderEliminar
  37. No tenía intención de responder pero creo que es necesario.

    Entiendo tu postura, pero creo que en el post mezclas demasiadas cosas independientes entre sí.

    Para empezar, entiendo que comprando en comercios chinos, fomentas un tipo de trabajo que se basa en una explotación humana, pero, si hablamos de condiciones laborales y derechos humanos, no seamos hipócritas, pues otros muchos comercios "españoles" también comercian con productos manufacturados en china (o cualquier región del estilo), Zara, sin ir más lejos, es uno de los más escandalosos ejemplos.

    Además, no creo que boicoteando a algunos comercios, este tipo de forma de trabajar y de vulnerar los derechos de la población asiática se deje de dar. Si queremos que eso pase, deberíamos exigirle a nuestro gobierno que regule este tipo de tiendas/comercios así como los derechos laborales de los empleados de las mismas, y, sin olvidarnos de que no permita la entrada de productos que provengan de cualquier tipo de vulneración de los derechos humanos o explotación, que china no es el único país que comete esas aberraciones.



    Por otro lado, hablas de la historia de tu amigo "Luis". Para entender la respuesta de XianLu hemos de comprender su cultura, su situación, la situación de su amigo y mil variables más. Por mi parte, no diferencio de nacionalidades. Creo que si nacemos en un sitio o en otro es cosa del azar, y que es probable que en algún momento cambiemos de país, por lo que nos veo más como "ciudadanos del mundo" y no de X o Y país, por lo que no, lo siento, pero no apostaré por España o los españoles, sino por todos y cada uno de los seres humanos de este planeta, sean o no de mi país, y, el que los demás no piensen como yo no quiere decir que yo vaya a dejar de hacerlo (es decir, no porque el chino piense en favorecer a sus paisanos voy a hacer yo eso en detrimento de las demás personas).


    Por último, me gustaría recalcar que con un boicot así a quien se perjudica es a esa familia que vive a miles de kilómetros de su hogar, su familia y sus amigos, porque así puede trabajar en un país con más posibilidad de futuro (pese a que suframos una crisis sigue siendo ésta mejor opción en muchos casos que el lugar de donde provienen); en lugar de eso deberíamos exigirles a los que mandan que procuren que todos tengamos los mismos derechos y deberes.

    Un abrazo :)


    P.D. Hay documentales interesantes sobre la explotación en China. Recomiendo "China Blue".







    ResponderEliminar
  38. Copio y pego de una página de la cual estoy al 99% de acuerdo:

    - Higiene: la mayoría de las tiendas chinas carecen del aspecto aseado de nuestros cánones occidentales. El suelo tiene abundantes desperdicios, incluso es frecuente encontrar restos de comidas y olores en la tienda. ¿Alguien ha visto un chino usando una fregona en su tienda?
    - Orden e identificación: las tiendas chinas no guardan ningún tipo de orden en la colocación de la mercancía en las estanterías, ni éste se atiene a las medidas necesarias de higiene y seguridad. Así, es frecuente que alimentos convivan con productos de limpieza. ¿No se han fijado que casi todas las tiendas huelen a detergente?
    -Funcionamiento: las tiendas chinas están siempre abiertas, pero es que, en muchos casos, las personas que las atienden duermen en el interior, lo que representa para el consumidor un atentado a las medidas de higiene del comercio. ¿No se han fijado que muchas veces parece que se acaban de levantar? Tampoco cumplen con la ley de venta de alcohol, que prohíbe suministrar bebidas alcohólicas a menores, por una parte, y a cualquier persona a partir las 10 de la noche, por otra.
    - Laboral: las mayorías de las tiendas chinas no resistirían la más mínima inspección laboral, tanto por la situación legal de sus trabajadores, como por los horarios, sueldos y cotizaciones a la Seguridad Social.
    - Falsificaciones: las tiendas chinas son la mayor red de venta de falsificaciones: ropa, complementos, camisetas deportivas, perfumes, juguetes de Disney…
    - Facturas: muy pocas tiendas chinas emiten facturas. Cuando no imprimen un albarán sin número de CIF ni referencia a la identidad del negocio, alegan que la impresora se les ha estropeado. No contribuyen a la Hacienda Pública, de las que, sin embargo, sí se ven beneficiados.
    - Garantías: los productos de venta en tiendas chinas no están sujetos a la regulación del comercio. Raramente tienen libro de reclamaciones y se hacen los tontos cuando uno quiere devolver un producto porque no funciona o está caducado. Las autoridades miran para otro lado.
    - Atención al público: el trato de los cajeros y vendedores públicos es, por lo general, especialmente arisco. Raramente sonríen y, por el contrario, se convierten en perseguidores del cliente durante la compra, para vigilarle y no para ayudarte. Entre otras cosas, porque no hablan español. De hecho, en Facebook existe un perfil llamado 'Ir a una tienda de chinos y seguirles tú a ellos' con más de 13.000 fans. La exhibición de banderas de España en la entrada obedece exclusivamente a una estrategia de marketing. Pero no cuela.

    Un beso y gracias por la información!

    ResponderEliminar
  39. Hola, me ha gustado mucho tu exposición.
    yo hace casi un año que decidimos abrir un pequeño comercio un "chino" como se llaman ahora todos los bazares. Es muy difícil en escapar de productos made in China, con mucho esfuerzo hemos encontrado algunos fabricantes españoles, aunque encarecen un poco el producto, pero se nota muchisimo en la calidad.
    Lo que sigo sin entender, es como hay "chinos" de 200m2, cochambrosos, sucios, donde nunca ves entrar clientes, y que estén aguantando abiertos, cuando nosotros no llegamos a cubrir gastos. Tampoco entiendo como subsisten los Cortes chinos, esos grandes almacenes que tienen de todo, que tienen varios empleados y si, hay gente, pero solo para cubrir gastos deberían facturar un montón de miles de euros diarios, que seguro que no venden.
    También me estoy haciendo anti grandes cadenas de ropa, nunca me había fijado, hasta que me compre un pantalón (30€), me lo puse acabé y el día con el pantalón lleno de bolitas en la entrepierna, miré la etiqueta, "made in china" me quedé muerta,, muerta porque el año anterior me compre uno muy similar, blanco, en una tienda de ropa china (10€), y lo tengo como el primer día, Que pasa??? me quedé con la teoría de que la ropa es de peor calidad que la que venden en los chinos, y encima la cobran muchísimo más cara 3000 habitantes en invierno, en verano se dobla, y hay dos tiendas del mismo chico (chino) en una de ellas sé que paga 1500€ de alquiler, y no comprendo de ninguna de las maneras como puede mantenerlas abiertas, porque en verano difícil sacar para el alquiler, y en invierno imposible!!!

    ResponderEliminar
  40. Vaya, no se que ha pasado que me he comido un párrafo: Donde yo vivo, en zona de playa, somos unos 3000 habitantes....

    ResponderEliminar
  41. ¿Despotricas de los art'iculos fabricados en china? ¡Bien! Pues deshazte de tu móvil, de la mayoría de tu ropa comprada en tiendas bien españolas, no vayas mas al mercadillo de ropa de tu pueblo... Mas bien pensado, deja de comprar cualquier coas, por que el 90% (o mas) de lo que puedas comprar en cualquier lugar de España se habrá fabricado en China, desde unas bragas a un teléfono móvil...

    ResponderEliminar
  42. He leido.en.varios.comentarios que dicen que entonces se dejen.de comprar articulos made in china...
    Vamos a ver...cuando compras un artículo made in china en.los chinos los beneficios son integros para ellos...vuando.compras un articulo made in.china en una tienda de tu barrio al menos la mitad del.beneficio es para ese español que paga sus impuestos.

    ResponderEliminar