lunes, 28 de diciembre de 2015

gracias 2015 ♥

Porque has estado lleno de primeras veces maravillosas que me han hecho sonreír.

Porque por primera vez en mi vida me han llamado mamá.

Porque un año más he disfrutado de la compañía de mi familia y amigos.

Porque un año más puedo decir que tengo un trabajo que me encanta.

Porque un año más he compartido mi vida con el amor de mi vida.

Cojo prestado a Lucía de Planeando ser padres su #mividanoespinterest, porque mentiría si dijera que sí lo es. Pero me encanta quedarme con todo lo bueno que hay en ella, soy afortunada... Lo bueno supera en muchísimo a lo malo y regular. Por eso digo...


¡Y aquí van mis deseos y propósitos para el próximo año...!

lunes, 21 de diciembre de 2015

Tarjetas de navidad (christmas)

Todos los años me gusta enviar tarjetas de navidad a mis amigos (2014, 2013); sinceramente este año pensaba comprarlas porque no he tenido mucho tiempo, pero al final me animé e hice unas pocas para, al menos, aquellas personas que alegran mi buzón con las suyas. 

lunes, 14 de diciembre de 2015

Rincones de Navidad

Me gusta mucho decorar la casa en Navidad; y no únicamente el árbol, la corona de la puerta o el calendario de adviento, sino dar un toque navideño a distintos rincones del hogar... Hoy os quiero enseñar estos rinconcitos de mi casa...

Por eso, en el recibidor, hemos colocado un cuadro navideño precioso que me hizo mi amiga B., un christmas precioso que me envió el año pasado Anika (Bonico de corazón) y un Papá Noel que nos trajeron mis suegros de la Aldea de Papá Noel en Finlandia las navidades pasadas...


Por supuesto, también tenemos el árbol; os confieso que no se parece en nada al árbol que pusimos, ya que al pipiolillo le encanta descolgar los adornos y dejarlos por el suelo (o en cualquier otro lugar de casa que le venga bien). Así que es habitual en estos días encontrar un adorno y ponerle en la primera rama que encontramos libre...

lunes, 7 de diciembre de 2015

Navidad diy (ii): corona de fieltro

¡Ya estamos de lleno en el periodo pre-navideño...! En nuestra casa ya está puesta toda la decoración. Y este año, por primera vez, tenemos corona en la puerta y además hecha por mí.

Tenía claro que quería hacerla yo mismo, pero me pasó como con el calendario de adviento que no terminaba de encontrar algo que me llenara completamente. Hasta que de repente vi esta entrada de La mamá de Álvaro donde enseñaba las preciosísimas coronas que hace ella y... ¡Mi cabeza hizo click! No es exactamente igual la decoración de los corazones, pero sí la idea de utilizarlos para formar una estrella...


lunes, 30 de noviembre de 2015

Navidad diy: Calendario de adviento

Después de ver los fantásticos calendarios de adviento en los blogs que leo habitualmente, tenía muchísimas ganas de enseñaros el nuestro, completamente DIY.

Llevaba meses mirando calendarios de adviento en Internet para coger ideas sin encontrar nada que me gustase realmente. Quería que, si llevaba mucho trabajo, durase varios años; si iba a servir únicamente para esta Navidad, prefería algo rápido de hacer. Pero rápido, bonito y que además se adaptara a nuestro hogar... No veía nada.

Hasta que, de repente, encontré lo que quería. Un árbol de Navidad hecho con fieltro y con 24 bolsillos. Pero era consciente (hay que saber las limitaciones de una, vaya) que con estando ya a principios de noviembre y con el mes que me esperaba... No me iba a dar tiempo a hacerlo. Así que le envié un whatsapp de emergencia a mi madre con la foto y una petición de ayuda.

Y ella, que cada vez que escucha "mamá, tengo un proyecto en mente..." se debe de echar a temblar, una vez más me dijo que me ayudaba encantada. Y mientras yo visitaba Lisboa, ella cosía y cosía la decoración de los bolsillos... Juntas de vuelta lo montamos todo y... ¡vòilá! Nuestro fantástico calendario de adviento estaba hecho (¡gracias mamá, eres la mejor!):


Único 100%. Cada bolsillo lleva un motivo navideño diferente y cosido en hilo el día al que representa.


 


lunes, 23 de noviembre de 2015

Lisboa, una ciudad con encanto

Si me seguís por instagram, ya sabréis que hace un par de semanas estuve en Lisboa; sabréis también que el pipiolillo se puso malo, y entre eso, deshacer maletas y volver al trabajo, falté a nuestra cita del lunes ¡lo siento!

Tenía que ir a Lisboa por cuestiones de trabajo, y les pedí a mis chicos que me acompañaran; ellos, como buenos caballeros que son, no se pudieron negar... Así que me cogí unos días de vacaciones para disfrutarlos allí con ellos. Aunque habíamos estado de vacaciones en Asturias cuando él tenía apenas dos meses, y también en Galicia visitando a la familia, éstas eran nuestras primeras vacaciones largas los tres juntos en hotel, así que prepararlo todo fue un reto.


lunes, 9 de noviembre de 2015

5 descubrimientos de puericultura

¿Alguna vez os ha pasado descubrir una cosa y pensar que no sabes cómo has sido capaz de vivir sin saber que existía? Pues hoy os quiero hablar de mis cinco grandes descubrimientos de puericultura; algunos los conocía, claro, pero no sabía realmente el uso que podía darles...:

♥ La mochila portabebés

Las que son ergonómicas de verdad, no las colgonas. Nosotros tenemos una manduca, os hablé de ella aquí, y también tenemos un cobertor para poder usarla en invierno. Fue un regalo de mi hermano (yo se la había pedido) y puedo deciros con franqueza que en nuestra familia ha sido una de las mejores inversiones.


Aunque está homologada para utilizar desde el nacimiento, nosotros empezamos a usarla cuando el pipiolillo tenía más o menos dos meses. En la actualidad, con 16 meses que tiene el pipiolillo, seguimos usándola.

Es muy sencilla de colocar (yo me la pongo sin ayuda) y aunque yo soy la que más le portea, el papá también ha disfrutado mucho... ¡E incluso el abuelo le ha llevado alguna vez!

lunes, 2 de noviembre de 2015

#corresponsabilidad: la conciliación empieza en casa

Mucho se habla de conciliación con las empresas (acertadamente por supuesto), pero yo creo que en casa también nos queda mucho para llegar a la conciliación. En la mayoría de los casos que conozco (en realidad en todos), aunque en una pareja trabajen los dos fuera de casa, la responsabilidad de la casa recae en la mujer y los hombres ayudan. Por eso hoy voy a hablaros de una parte de #mividanoespinterest, de una faceta bastante personal, de la organización en mi casa. Hace tiempo que quería hacerlo y el otro día leyendo esta entrada en el blog No soy una drama mamá me lo recordó.

Mi querido y yo trabajamos los dos a tiempo completo fuera del hogar, pero en mi casa no conciliábamos (y no hablo únicamente desde que nació el pipiolillo, esto ocurre desde que empezamos a vivir juntos como pareja). A ver, no me malinterpretéis, mi querido ayudaba, pero la responsabilidad de la casa y el niño era mía. Por supuesto yo le decía “Querido, hay que poner la lavadora” ó “Querido, hay que hacer la comida de mañana” ó cualquier otra cuestión relacionada, él lo hacía y sin protestar. Pero él no sabía que había que hacer la comida, no sabía que había que poner la lavadora, no sabía que había que llevar al pipiolillo a la revisión del año. Puede parecer una tontería, pero el resultado de todo ello era que al final yo me cargaba con la mayoría de las cosas del hogar y con todas las responsabilidades.

¿Y sabéis lo más grave de esto? Que me he dado cuenta de que él no era el único culpable de la situación. También yo tenía parte de culpa, que quería que todo saliese bien, estuviera hecho cuando yo quería y como yo quería. Que estaba actuando como la criada de la casa sin que nadie me lo hubiera pedido.

Así que este verano me planté. Me di cuenta de que estaba actuando de forma incoherente y traicionando todo lo que había defendido siempre sobre la igualdad de tareas. Me di cuenta de que le estábamos dando un ejemplo horrible a nuestro hijo. Me di cuenta de que cada vez tenía menos ratos para mí porque me tiempo era consumido enteramente por otros. Y me planté.

lunes, 26 de octubre de 2015

#Cantabriainfinita: Campoo (ii)

Ya os conté que mi hermano se había ido a vivir a Campoo. Este verano también fuimos a hacerle una visita pero en esta ocasión, en vez de volver al nacimiento del río Ebro, estuvimos alrededor del Embalse del Ebro. Primero nos llevó hasta Orzales a ¿montar? en kayak. Os confieso que pensé que no me iba a atrever (soy un poco miedosa) pero, sorprendentemente, me animé a subirme a uno (que me aseguraron que no volcaría de ninguna de las maneras, por supuesto). ¡Me lo pasé fenomenal!

lunes, 19 de octubre de 2015

Nuestro rincón de otoño

Siempre me ha gustado tener un "toque" de la estación en la que estamos en mi hogar: flores en primavera, motivos marineros en verano, alguna piña en otoño... Desde que el pipiolillo llegó, la idea me había atraído mucho más. Así que cuando vi en la blogosfera algunos rinconcitos de otoño para los niños supe que teníamos que tener el nuestro en casa.

En primer lugar,y tal como os enseñé en instagram, hicimos una excursión familiar en busca de tesoros otoñales. Fue la primera vez que salimos en ese plan los tres juntos, y nos lo pasamos muy bien... ¡Y eso que mi querido no estaba muy convencido! Pues al final fue el que más tesoros encontró. Así que los tres pasamos un rato genial.

Ya en casa, en la habitación del pipiolillo, colocamos un paisaje otoñal y, justo al lado, una bandeja sensorial con cosas de otoño: hojas secas, ramas, cortezas y piñas.


Quería que no fuera únicamente de adorno, sino que el pipiolillo pudiera manipular todo. Así que aunque la bandeja está fuera de su alcance (es peligrosa para utilizar sin supervisión), se puede trasladar al suelo para que él investigue, toque, explore...



lunes, 12 de octubre de 2015

Maternidad diy: Botellas sensoriales

Desde que nació el pipiolillo los DIYs relacionados con la maternidad son mis preferidos. Me encanta que explore a su alrededor y no se limite a manipular juguetes comerciales; desde que era pequeño le hemos ofrecido cestas de tesoros, hemos jugado a rasgar papel y en casa más o menos le dejamos explorar a sus anchas. Así que cuando vi las botellas sensoriales, no me puede resistir porque además me parecían muy fáciles de hacer y muy socorridas para los veranos del norte.


lunes, 5 de octubre de 2015

#Cantabriainfinita: Valles del Nansa y Cabuérniga

Parece que siempre nos gusta más lo que vemos fuera que lo que tenemos en casa. No me malinterpretéis, soy la primera a la que le gusta descubrir nuevos lugares, pero cuanto menos me hace reflexionar saber que los de Cantabria nos vamos a Gandía, los de Gandía a Córdoba, los de Córdoba a Madrid, los de Madrid a Cantabria... Y así sucesivamente. Y cuando estamos allí nos parece un lugar idílico y mágico, y nos olvidamos que nuestra tierra también lo es. Personalmente intento que no me pase y no solo me gusta descubrir nuevos lugares fuera de Cantabria y España, sino también pedacitos de mi tierra, de lo que tengo cerca. 

Si a esto le sumamos que este verano, por cuestiones logísticas, mi querido y yo solo hemos coincidido dos días de vacaciones... El resultado es que hemos dedicado muchos días a hacer turismo regional y enseñarle al pipiolillo algunos de los preciosos rincones que tiene Cantabria. Me gustaría mucho compartir con vosotros la suerte que tengo viviendo aquí, así que a partir de ahora con el hashtag #Cantabriainfinita en el título, voy a ir enseñándoos algunos lugares bonitos de mi tierruca. ¿Quién sabe? Igual os doy ideas y os animo a venir; o, al menos, conseguiré que hagáis un "viaje virtual" ;)

Y así, un día, cogimos el coche y pusimos rumbo al valle del Nansa, conocido por albergar las Cuevas del Soplao. Un lugar en cuyos pueblecitos rodeados de montañas parece que el tiempo se paró...


lunes, 28 de septiembre de 2015

El día que cumplí 30

Es increíble como pasa el tiempo; ayer cumplí 30 años y aún no me hago a la idea.

Me encanta cumplir años: celebrar con las personas que quiero que he disfrutado un año más es una sensación genial. Pero parece que los 30 dan respeto, ¿no es cierto? Aunque dicen que los 30 de ahora son los 20 de antes... El que no se consuela, es porque no quiere ;)

De cualquier forma, parece que toca hacer balance. Y yo os cuento que en estos 30 años de vida he plantado un árbol, he tenido un hijo... ¡Y he escrito un libro! De hecho, si contamos tesis doctoral como libro, ya serían dos. Así que puedo decir que no está mal.

♥ He reído hasta que se me han saltado las lágrimas, me he enamorado, he tenido rupturas, reconciliaciones, y muchos abrazos infinitos. Me he casado con el amor de mi vida y he creado mi propia familia.

♥ Me he emocionado hasta quedarme sin palabras, y también me ha tocado vivir alguna tristeza muy honda, de esas que te desgarran el corazón.

♥ He vivido en muchas ciudades e incluso en otro país; he viajado y conocido distintas culturas y personas; he hecho amigosconocidos de muchos lugares distintos: India, Rumanía, Reino Unido, Perú, Alemania, Ucrania, Pakistán, Grecia, Irán; he descubierto lugares preciosos de esos que emocionan solo viéndolos.

♥ Me he quedado hasta las tantas leyendo un buen libro, he cocinado pastel, he quemado unas lentejas. Me he bañado en ríos y embalses, y también he disfrutado con las olas del mar y la arena de la playa. He dormido en una tienda de campaña bajo las estrellas, y también en un hotel de lujo. He hecho un picnic en la playa al atardecer y también he visto una estrella fugaz...

♥ He bailado a la luz de la luna, me he emocionado con una película. He recogido moras y castañas, he subido a lo alto de una montaña y he tenido mascotas. Y he escrito un blog y le he cerrado, y he vuelto a empezar otro.

♥ He sentido como nacía una vida nueva, he vivido como crecía dentro de mí. He amamantado a mi pequeño, he jugado con él y hemos acabado los dos riendo como tontos muy felices. Me he dormido rendida, después de un día agotador, con su manita agarrando mi dedo y le he escuchado decir "mamá".

♥ He sido inmensamente feliz...

Y no puedo más que afrontar este nuevo decenio con alegría e ilusión, agradecida por todo lo que tengo, y deseando seguir siendo feliz.

Feliz lunes para todos 


lunes, 21 de septiembre de 2015

Sobre mi parto no respetado

Han pasado más de 14 meses y aún me sigue doliendo. No pensaba hacer una entrada contando mi parto...  #mividanoespinterest, pero me gusta que mi blog esté lleno de cosas bonitas y enseñar todo lo bonito que me rodea. Y sin embargo esta semana, leyendo el libro Mamamorfosis (click aquí para leer más información sobre este proyecto), no me sentí sola. Mi herida duele, pero me doy cuenta de que hay más mamás en mi caso y, de alguna forma, me he sentido acompañada y comprendida al leer experiencias similares a la mía. Y por ese motivo he decidido contar yo también lo que me ocurrió el día de mi parto, porque quiero que a las mamás que vivan mi experiencia -que espero que sean cada vez menos- se sientan acompañadas.

El día 2 de julio de buena mañana expulsé el tapón mucoso y prácticamente al momento comenzaron las contracciones; eran contracciones espaciadas y muy soportables, así que le dije a mi querido que quedase en el trabajo sin problema y vino mi hermano a hacerme compañía hasta la hora de comer. Recuerdo que fuimos de compras y también estuvimos jugando a la wii... Llegó mi querido, comimos, mi hermano se fue; e hicimos lo que haríamos cualquier día normal en casa...

Nos fuimos a la cama; yo no podía dormir, daba vueltas y vueltas y empecé a cronometrarme las contracciones que cada vez eran más seguidas. Para no despertar a mi querido, me levanté y me fui a la habitación de mi pequeño con la pelota de pilates y estuve leyendo cuentos y contándole que parecía que la hora se acercaba y pronto podríamos vernos; que tenía muchas ganas de verle... Fue un momento que recuerdo como precioso.

Sobre las 2 de la mañana tenía contracciones cada 10 minutos más o menos así que, tal y como me indicaron en las clases de preparación al parto, desperté a mi querido y nos fuimos al hospital. Y ahí empezó todo...

Me vio una matrona, no recuerdo su nombre, pero ya para poneros sobreaviso la llamaremos malamatrona. No dejó que mi querido entrase conmigo, me hizo un tacto y me dijo que estaba dilatada de 4 cm. La enseñé mi plan de parto donde tenía detallado que quería un parto de mínima intervención. Le miró (sin mucho detenimiento) y me dijo:

- Uy, pues si quieres un parto de mínima intervención mejor que te vuelvas a tu casa y aguantes allí todo el tiempo que puedas, porque aquí enseguida metemos mano.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Detalle para bebé (¡y las mejores bandanas-baberos de babas!)

Supongo que será la edad, pero a mi alrededor hay un auténtico baby boom. Es el caso de unos amigos que en noviembre darán la bienvenida a su pequeña Julia, y mi querido y yo les preparamos un detallito para ella...


Mi querido y el futuro papá tienen en común que a ambos les encantan las cervezas, y a mi amiga M. también, así que sabía que en la tarjeta tenía que hacer referencia a eso... La tarjeta la diseñé, imprimí y monté yo misma.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Bodas de algodón

¡Qué cosas que tiene la vida...! Esta entrada no estaba en mis planes, pero al mirar el calendario no he podido evitar aplazar la entrada que tenía prevista para hoy para el próximo lunes. Y es que justo hoy se cumplen dos años de uno de las días más bonitos de mi vida, cuando le di el sí, quiero a mi media naranja. El año pasado, nuestro primer aniversario, pasó sin pena ni gloria que se dice, con el pipiolillo recién llegado. Creo que nuestra celebración fue una cena improvisada en casa un poco cutre con el pipiolillo enganchado al pecho cenando a su vez. 

Así que este año, aunque también nos quedemos en casa con nuestro pequeño, intentaremos celebrarlo un poquito mejor. Ya estoy preparando las velas, la música, el champán y pensando en qué vamos a pedir para cenar (qué gran invento la comida a domicilio, ¿verdad?).

Mientras me vais a permitir ponerme un poco nostálgica y acordarme de ese día tan especial. Después de 9 años juntos y muchos momentos maravillosos (y no tan maravillosos que #mividanoespinterest no os penséis), un nuboso-que-se-convirtió-en-lluvioso 7 de septiembre de 2013 recorrí el pasillo de la Iglesia de la Santa Cruz del brazo de mi padre oyendo el Ave María de Schubert mientras toda nuestra gente, esas personas que forman parte de nuestra vida, nos acompañaban.



Recuerdo la emoción de verles, a todos, sonriendo allí por mí, por él, por nosotros.

Recuerdo el beso cariñoso de mi querido y sus palabras al oído "estás preciosa". 

Recuerdo el momento mágico de los votos que tanto significado tenían, y recuerdo el momento en el que mi querido me puso el anillo de mi abuela, una de las personas a las que más eché de menos ese día.

Recuerdo la salida de la iglesia, feliz, con besos y abrazos. Y toda nuestra gente feliz por nosotros. El arroz, la música, la alegría.

Recuerdo estar en la mesa viendo a todos comer (yo no pude probar bocado), tan bien acompañada. Y recuerdo el primer baile...

Hace poco leí en un blog a una chica que decía que ella cuando volvía la vista atrás recordaba momentos de viajes y experiencias; admiro mucho a esa chica y creo que acierta en muchas cosas, pero en esa no o al menos no se cumple conmigo. Yo cuando vuelvo la vista atrás recuerdo momentos, no lugares: recuerdo abrazos infinitos, besos que se guardan, silencios maravillosos, emociones vividas... Momentos especiales que, curiosamente, no dependen del lugar en el que yo esté sino de las personas que me acompañan. Creo que por eso el día de mi boda fue tan maravilloso para mí, ¿cómo no voy a estar feliz celebrando el amor de mi vida con todas las personas que quiero y que me quieren?

¡Ya me he emocionado...! Antes de despedirme os invito a que leáis la crónica de mi boda y de mi luna de miel.

 Feliz semana 


lunes, 31 de agosto de 2015

Días de verano...

¿Hola...? ¿Hay alguien...?

Han pasado casi dos meses desde que me despedí deseándoos un buen verano con la fiesta marinera con la que celebramos el primer cumpleaños del pipiolillo y hoy, coincidiendo con mi vuelta al trabajo, vuelvo también con energías renovadas al blog (y con un cambio de imagen, como podéis ver).

Ya sabéis que de vez en cuando necesito un cambio, y la nueva imagen creo que corresponde muy bien con mi vida tal y como está ahora mismo: mamá de un pipiolillo encantador. Porque ahora mismo, todo gira en torno a él... Así que le pedí a Bea del blog My Acoustic Journal que me ayudara, y ella me dibujó esta ilustración tan genial que también tenemos decorando nuestro hogar (¡Gracias Bea, por la ilustración y por ser tan encantadora y ayudarme!)

Tengo que confesaros que ha sido un verano mágico, lleno de momentos para recordar, primeros pasos, primeras veces... Uno de los veranos más especiales de mi vida.

Donde el pipiolillo, por primera vez, ha disfrutado de la playa, el mar, la arena, el sol y las rocas...


lunes, 6 de julio de 2015

Alejandro cumple 1

El viernes mi pequeño cumplió 1 año. 365 días llenos de primeras veces y mucha felicidad. Me apetecía mucho celebrar la fecha de forma especial, aunque fuéramos solo los familiares más directos, así que ya hace un par de meses que me puse manos a la obra pensando en la temática y todos los detalles, porque sabía que era indispensable mucha antelación para poder ir sacando tiempo para dedicar al cumple.

Al principio la temática iba a ser otra, pero la cambiamos por una fiesta marinera en honor a la ciudad en la que nació y vivimos (Santander). Teníamos claro que queríamos que fuera una merienda en nuestra casa (piso) con los más cercanos. Al final el pipiolillo sopló las velas con su tío (que ya os conté que cumplían años a la vez) rodeado de sus padres, abuelos, tíos y bisabuela. Fue una tarde genial, y yo quiero compartir un trocito con vosotros...

domingo, 14 de junio de 2015

El mejor regalo

Creo que alguna vez os he contado que tengo un hermano. Él y yo nos llevamos muy poquito tiempo, así que siempre hemos jugado mucho juntos y aún con las típicas discusiones que se tienen, nos lo hemos pasado fenomenal juntos. Ahora, ya adultos, mi hermano se ha convertido en uno de los pilares de mi vida. En esa persona que está siempre ahí, incondicionalmente, dispuesto a ayudar.

Somos muy diferentes en muchas cosas; él es una persona callada que nunca (jamás, en la vida) dice nada en contra de nadie. No le gusta criticar, es algo que detesta y yo siempre admiro mucho esa faceta suya porque me parece algo difícil. Pero para él, es lo más normal, es buena persona. Así, entero, buena gente. Siempre está dispuesto a ayudar, y siempre se preocupa por todos nosotros.

Él fue la primera persona a la que le contamos que el pipiolillo estaba de camino, y se alegro tanto... Cuando empezaron los primeros síntomas de parto, él fue la persona que vino a estar conmigo en casa hasta que mi querido llegó de trabajar (¡recuerdo que estuvimos jugando a la wii!), y fue al primero al que enviamos un mensaje para contarle que estábamos en el hospital. Cuando se acercaba la fecha de parto y me preguntaban qué día quería que el pipiolillo naciera, yo siempre respondía que el día del cumple de mi hermano; pues cosas de la vida, el pipiolillo nació exactamente 6 horas antes de que lo hiciera mi hermano 26 años atrás, en el mismo lugar. Me encanta esa casualidad conexión que tienen y, por supuesto, como os podéis imaginar, es un tío de 10.

Tenemos una relación muy especial, todos los que nos conocen juntos se sorprenden. Mi hermano siempre me hace reír, y cuando estamos juntos no tengo miedo nunca (os confieso que soy muy miedosa) porque sé que él me va a defender incondicionalmente (¡y eso que la mayor soy yo!). Me alegro con sus alegrías, me entristezco con sus penas y sé que a él le pasa lo mismo conmigo. Es difícil de explicar, pero la relación está ahí.

El otro día mi hermano estrenaba piso en Reinosa (Cantabria), así que fuimos todos (mis padres, mi pipiolillo, mi querido y yo) a comer con él para inaugurarlo. Los que me seguís en instagram (sí, creo que por fin le he "cogido el truco" a instagram) ya sabéis que la comida terminó en un paseo familiar delicioso que comenzó en Reinosa, en el Parque de los Obeso. De allí seguimos por la Avenida Quintanal hasta el parque de Nestares... Y al final nos animamos y fuimos caminando hasta Fontibre, donde nace el río Ebro. La verdad es que desde que vi esta entrada en el blog Y, además, mamá, las ganas por ir hasta allí eran considerables. El sitio no me defraudó, todo lo contrario...


lunes, 1 de junio de 2015

diy: mini album para mellizos

Después de unas semanas de ausencia, ¡por fin vuelvo a retomar el blog! Y lo hago con una entrada muy especial, porque os quiero enseñar un álbum que hice con muchísimo cariño para mi mejor amiga...

Ya os conté que estaba esperando mellizos. Lucía y Gael nacieron sanos y preciosos (aunque un poco antes de lo previsto) un 9 de marzo, y llenaron de alegría la vida de sus papás y abuelos. Tuvieron que pasar un tiempo en la incubadora hasta que cogieron peso, y sus padres hacían verdaderos encajes de bolillo para poder pasar con ellos todo el tiempo posible. Por fin, les dieron el alta, y yo tenía claro qué quería regalarles: un álbum con fotos de los pequeños para que tengan siempre un recuerdo de los primeros meses de los mellizos. Sabía que a mi amiga la había gustado mucho mi diario del embarazado (parte I, parte II) y también la idea del project life, así que puse todo mi cariño en este mini...

Fui sacando ratos de donde pude y el resultado no puede gustarme más...


lunes, 11 de mayo de 2015

DIY: sacos de legumbres

¡Buenos días a todos!

Antes de enseñaros el DIY de hoy, quería disculpar mi ausencia del pasado lunes. Como todos sabéis, el blog es algo a lo que dedico tiempo de mi (escaso) tiempo libre; he pasado de publicar varias veces a la semana a hacerlo únicamente los lunes y algunas semanas incluso fallo este día. Supongo que os preguntáis a qué se debe... ¡A qué por fin han llegado el sol y el buen tiempo! Así que aprovechamos todo lo que podemos para salir con el pipiolillo al parque, a la playa... A cualquier lugar pero en la calle, por favor, ¡que nos gusta disfrutar del solecito! Intentaré seguir pasándome por aquí los lunes y visitando la blogosfera pero si algún día notáis mi ausencia... Probablemente esté tomando el aire.

Ahora sí, aclarado esto os enseño el DIY de hoy, que viene de la mano de Sara, del blog El nido de mamá gallina. ¿No le conocéis? Pues de verdad, es un deleite, además de dar buenísimas ideas Sara cuida mucho las fotografías, así que sus entradas son realmente apetecibles. Un día nos enseñó a hacer sacos para las legumbres con rodillas de cocina, y a mí no pudo gustarme más la idea; con ayuda de mi madre (gracias mamá, ¡eres la mejor!) me puse manos a la obra...


No sé vosotros, pero hasta el momento en mi casa teníamos todo esto repartido en botes y los paquetes en los que viene. Los botes ocupaban muchísimo sitio y al final esa parte del armario estaba siempre desordenada, por lo que la idea de los sacos me pareció muy práctica: si algún día tenemos menos de una legumbre, los sacos abultarán menos.

lunes, 27 de abril de 2015

Maternidad: imprescindibles para la llegada de un bebé (II)

Cuando aún estaba embarazada publiqué una entrada con una lista de imprescindibles que a mí me habían pasado y que yo utilicé, y también otra con lo necesario en la bolsa para el hospital. Me resultó muy útil, pero después de casi 10 meses de maternidad sí que cambiaría un poco las cosas. Por eso me he decidido a escribir esta entrada y, además, actualizar los imprimibles que en su momento ofrecí... Para niño:


lunes, 20 de abril de 2015

Maternidad: cesta de los tesoros

Estoy muy feliz de vivir en este siglo, donde compartir experiencias y encontrar ideas son actividades que se encuentran al alcance de un click navegando por Internet. Puedo decir muy satisfecha que Internet en general y la Blogosfera en particular han enriquecido mi vida cotidiana desde que descubrí este mundo 2.0. Cuando supe que el pipiolillo estaba en camino, aproveché esto para sumergirme en un mar de historias reales de crianza de hijos para intentar ser la mejor mamá posible para él.

Un día, en algún lugar de Internet que ya no recuerdo, descubrí la idea de la cesta de los tesoros y la guardé en algún rincón de la memoria para rescatarla cuando el pipiolillo tuviera edad para esta actividad. Y hace unas semanas, después de varios días sin salir de casa por (otra) bronquiolitis, decidí animarle reuniendo muchos tesoros que guardamos en casa y los metí todos en su cesta de los juguetes (sin juguetes, claro).

lunes, 13 de abril de 2015

Escapada familiar: Galicia

Ya os he contado alguna vez que mi querido tiene familia en Galicia. El pipiolillo aún no conocía a su bisabuela, así que esta Semana Santa cogimos el coche y nos fuimos hasta las Rías Baixas para que pudieran disfrutar de unos días juntos. 


Pasamos unos días estupendos acompañados de un sol radiante y unas temperaturas veraniegas. El pipiolillo descubrió la playa y el mar, y sonreía extasiado a las olas desde la orilla cada vez que se acercaba el agua. Días de desconexión, de relax, de familia, de sol; de largas siestas, buena comida y una compañía estupenda.

lunes, 30 de marzo de 2015

La media naranja que cambió mi vida

¿Conocéis esa sensación de mirar a alguien y sentir que no hay nadie más aunque estés rodeado de gente? ¿Y que ese alguien te mire, y sonría, y saber que exactamente estáis pensando lo mismo...? Y entonces una sensación de felicidad recorre todo tu cuerpo relajándote y tu estómago se llena de mariposas... 

Si esto os recuerda a algo, si alguna vez habéis sentido esto, sabéis porqué esta entrada va dedicada a ÉL. A mi compañero de viaje, a mi otra mitad, al amor de mi vida. Porque hace unos días celebramos su primer día del padre; porque hace unos días cumplió 30; porque me apetece...

(Fotografía realizada por Studio13. De fondo, el Palacio de la Magdalena, en Santader)

lunes, 16 de marzo de 2015

Sobre los chupetes (DIY incluido)

Antes de que naciese el pipiolillo, el papá y yo hablamos del tema del chupete. En un principio solo veíamos problemas: se supone que es malo para la dentadura y además después hay que quitarle. Y claro, pensamos "si después hay que quitarle... Mejor no ponérsele nunca, ¿no?". Después, estando yo aún embarazada, leímos que se asociaba el uso del chupete con un menor riesgo de muerte súbita; esto nos hizo replantear la situación y decidimos que decidiese él mismo, y que sobre la marcha veríamos si usaba chupete o no.

Con el pipiolillo recién nacido y aún en el hospital, enfermeras y médicos nos recomendaron olvidarnos del chupete para que no interfiriera con la lactancia (le llevamos en la bolsa del hospital, por si acaso). Los abuelos, sin embargo, nos animaban a usarlo para calmarle, ya que el pobre lloraba sin consuelo. Esos días en el hospital hicimos caso a los médicos. En cuanto llegamos a casa nos olvidamos de lo que nos dijeron porque descubrimos que el chupete era maravilloso...: ¡chupete en la boca y niño calmado! Por cierto, no interfirió en la lactancia: a pesar de las dificultades del principio y de un amago de destete, aquí seguimos con lactancia materna.


Vaya por delante (aclaro) que pienso que cada familia es un mundo y lo que les viene bien a unos no tiene porqué ser la solución para otros, pero en esta entrada yo os voy a contar nuestra experiencia con el chupete y además enseñaros un DIY para guardar todos los que tenemos en casa. 

lunes, 9 de marzo de 2015

DIY: caja de frutas

¡Buenos días! ¡Y soleados!

Parece que cuando hace sol hay más felicidad... A mí, desde luego, me carga de energía.

El otro día aproveché el sol para hacer unas fotos de mi último DIY: una caja de frutas. Era algo que tenía pendiente desde hace tiempo porque veía preciosidades en la blogosfera y el mes pasado, por fin, le llegó el turno a la caja que yo tenía reservada para tal menester...


lunes, 2 de marzo de 2015

Lactancia materna (II), ¿La hora de los biberones?

El pipiolillo ya va a hacer 8 meses y desde hace un tiempo me rondaba la idea de pasarnos a los biberones y dejar la lactancia materna a un lado. Por cuestiones de comodidad fundamentalmente (¿volveré algún día a dormir toda la noche del tirón?), y porque tenía ganas de "recuperar" mi vida, mi figura (me estoy quedando en los huesos), mis vestidos (que no me pongo porque no son cómodos para dar el pecho)... Motivos banales, lo sé, ¿qué queréis que os diga? Pero así son las cosas, lo confieso. Total, que la idea me rondaba por la cabeza pero no me decidía.

Aquí veis al pipiolillo cuando cumplía un mes de vida enganchado a mi pecho

lunes, 23 de febrero de 2015

La cajita de música cumple 3

Es increible como pasa el tiempo de rápido. Así, sin darme cuenta, mañana hará 3 años desde que publiqué por primera vez una entrada en mi cajita de música; así que me vais a permitir que hoy eche la vista atrás y recuerde todo lo que he compartido con vosotros desde mi casita 2.0, que ha sido mucho...

lunes, 16 de febrero de 2015

La violencia y los niños

La semana pasada me sucedieron dos cosas que me hicieron reflexionar al respecto.

La primera de ellas sucedió en un taxi. Salíamos mi pipiolillo y yo del Centro de Atención Temprana donde vamos por una pequeña lesión que tiene en el cuello (nada grave, no os preocupéis) cuando cogimos un taxi para volver a casa. Según abrimos la puerta del coche ya nos dimos cuenta de que nos había tocado una taxista parlanchina.

Empezó, como no, diciendo lo guapo que era el pipiolillo y demás, y siguió con una frase muy típica "a mí me gustan mucho los niños". Yo asentía cortesmente (no me gusta mucho eso de entablar conversaciones así sin más), el pipiolillo sonreía descaradamente (me ha salido muy sociable el niño), cuando empezó a contarnos una historia que a mí personalmente, y permitidme la expresión, me puso los pelos de punta.

lunes, 9 de febrero de 2015

Around the World Blog Tour

Si seguís mi blog desde hace tiempo, veréis que no suelo participar en cadenas de premios y nominaciones... Me hacen muchísima ilusión, qué conste, pero no tengo mucho tiempo para ello y al final lo voy dejando.

Pero hoy visitando mis blogs de cabecera me encontré con que Anika, del blog Bonico de corazón, me dedicó el Around the World Blog Tour y... No he podido resistirme. Y es que Ana es un amor, nos conocemos desde hace muchísimo tiempo y tenemos muchas cosas en común. 

Lo primero de todo, tengo que contar algo sobre mí...

Me llamo María, tengo 29 años y desde hace algo más de 7 meses soy la feliz mamá de un pipiolillo que me tiene robado el corazón. Estoy casada con el amor de mi vida y los tres vivimos en una de mis ciudades preferidas del mundo, Santander.

Soy economista y mi trabajo es totalmente vocacional. ¡Tengo la gran suerte de disfrutar trabajando!

Los que me conocen dicen de mí que soy una persona con la mente muy inquieta, muy organizada y siempre tengo muchos demasiados proyectos en mente.

Además tengo que contaros cómo nació mi blog. La verdad es que yo tenía otro blog, Mi Mundo de Colores, con temática scrapera (que ya sabéis que a mí me gusta mucho el scrapbooking...) En 2013 le cerré porque me parecía que no aportaba mucho y me empecé a agobiar. Pero pronto eché de menos la vida bloggera, así que decidí empezar de cero con un blog de temática más bien indefinida, de mi vida en general. Y así nació mi cajita de música...

¡Y ya por último tengo que contaros cómo es mi proceso creativo!

Básicamente puesto que mi tiempo es limitado (especialmente ahora) tengo muchos proyectos rondándome en la cabeza... Y cuando tengo un ratillo, pues empiezo con uno de ellos. 

Este Around the World Blog Tour tengo que pasársele a dos personas... Y yo se le dedico, en primer lugar, a Mamá Nenúfar que es una de mis más fieles seguidoras. Porque es un amor, porque me encanta su blog y porque además resulta que somos vecinas! Va para ti Lois ;) Y se le quiero pasar también a Dibujos de Nube, por estar siempre ahí detrás de la pantalla comentando en el blog y porque tiene un blog precioso y dulce (como ella) donde nos da muchísimas buenas ideas relacionadas con los niños.

Os recomiendo a todos que paséis a visitarlas si aún no lo habéis hecho... ¡Porque os van a encantar sus blogs!

Feliz lunes 

jueves, 5 de febrero de 2015

Hecho a mano {con amor♥}

Los que os pasáis a menudo por mi blog sabéis que me encanta todo lo que está hecho a mano. Para mí significa que una persona ha dedicado parte de su tiempo en hacer algo para uno, así que este tipo de regalos me conquistan.

Tenía pendiente enseñaros algunos de estos regalos que ha recibido mi pipiolillo...




Este móvil, hecho a mano por su tía abuela, está hecho con ganchillo y lazo. Dentro de cada campanilla hay un cascabel, y cuando era muy pequeñito el pipiolillo se quedaba absorto escuchando ese sonido... En el lazo lleva su inicial, como podéis ver está lleno de detalles. Nosotros le tenemos colgado en su cambiador y además de quedar precioso, cuando se enfurruña le utilizamos para calmarle. Todo un acierto y muy original (al menos yo nunca lo había visto). Por cierto que en la foto podéis ver también los pajarillos amigurumis que le hice yo...

lunes, 2 de febrero de 2015

DIY: nubes

¿Os acordáis del chupetero y el broche que envié para el amigo invisible en el que participé? Además de eso, decidí hacer otro detallito para Irene y también algo para su hermano mayor, Diego. Utilizando de nuevo fieltro, a ella, que tiene seis meses, le hice una nube-móvil para que colgase en su cuarto...


lunes, 26 de enero de 2015

El mejor regalo de Navidad

Estoy absolutamente convencida de que la vida con mascota es mejor.

Siempre he vivido rodeada de animales. A mis padres, y muy especialmente a mi padre, les encantan así que he tenido perros, gatos, pájaros de muchos tipos, tortugas, peces, ranas, una iguana... En fin, muchísimos animales desde pequeñita. Ahora, cosas de vivir de alquiler, mi querido, el pipiolillo y yo solo tenemos un canario, pero espero remediarlo dentro de un par de años.

Hoy os quiero hablar de la que ha sido mi mascota más especial, una perrita fox terrier llamada Wendy. Y voy a contaros su historia y a enseñaros lo preciosa que era con un álbum que hice al final del embarazo...

Wendy llegó a nuestra casa una nochebuena y, sin querer, se convirtió en el mejor regalo de Navidad que nunca nos habían hecho. En el año 2001 en el trabajo de mi padre solían llevar algo para comer y celebrar la Navidad el día de nochebuena aprovechando que por la tarde no tenían que trabajar. Ese día, mi padre había visto rondando por el polígono a un pequeño cachorro mugriento y con un cordel verde atado en su cuellito. Después de comer, viendo que seguía por ahí, le ofreció la comida que les había sobrado y el cachorrito la devoró.


jueves, 22 de enero de 2015

Sobre la Escuela Infantil (I)

Que el pipiolillo iba a ir a la Escuela Infantil era algo que teníamos claro mi marido y yo desde antes de que él estuviera de camino. En nuestro caso no disponemos de un familiar cercano que se pueda hacer cargo de él y aunque sé que una niñera en casa es una opción perfectamente viable... Nunca me dio mucha confianza, para qué engañaros. Eso de meter en mi casa a un perfecto desconocido y dejarle cuidando lo más preciado que tengo en mi vida, mi bebé, nunca entró dentro de mis planes. Si a eso le sumáis que justo al lado de mi trabajo hay una Escuela Infantil de la que me habían hablado maravillas, esa fue nuestra primera opción.

lunes, 19 de enero de 2015

Mellizos

Y no, no os tengo que dar ninguna noticia que, al menos de momento, no tenemos previsto encargar ningún hermanito para el pipiolillo. Esta vez la afortunada es mi mejor amiga, quien en mayo (previsiblemente abril) verá aumentada su familia.

Ni ella ni su marido tienen antecedentes de embarazos múltiples, así que imaginaros su sorpresa cuando en la ecografía del primer trimestre les dijeron que llevaban dos... ¡A cuadros se quedaron! Ellos, y todos los de alrededor también. Creo que yo me pasé en shock toda la mañana desde que recibí el whatsapp. Superada la sorpresa inicial, ahora están encantados preparando todo por partida doble.

El otro día estuvimos comiendo con ellos, y quisimos llevarles unos detallitos para los peques. Me pasé cosiendo toda la semana (cosas de dejar todo para última hora, qué se le va a hacer) pero logré terminar unos baberos con su nombre a tiempo. Los metí en unas cajitas nonabox (os confieso que son una monada) junto con más cositas... ¡Y así quedaron!


jueves, 15 de enero de 2015

Maternidad: el colecho

Qué curioso, acabo de buscar en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua el significado de esta palabra... Y no viene. Encontramos cohecho, cogecho... Pero, ¿dónde está el colecho? Pues nada, que parece ser que estoy escribiendo una entrada sobre algo que realmente no existe.

En fin, que aunque no tenga el significado oficial, os puedo contar que se entiende colecho como compartir el lecho, es decir, dormir acompañado. Y es una palabra que ahora en el mundo de la maternidad está muy de moda y son muchos los padres que colechan con sus hijos.

lunes, 12 de enero de 2015

Juegos y actividades con bebés de 0 a 6 meses

¡Cómo pasa el tiempo...! Sin darnos apenas cuenta, nuestro pipiolillo ha cumplido ya los seis meses y yo he tenido que reincorporarme al trabajo. Ha crecido tanto... Seis meses en los que vivo en una especie de agotamiento continuo (es lo que tiene) y, sin embargo, en los que he sido más feliz que en toda mi vida.

Y haciendo repaso de estos seis meses pensé... ¿Y por qué no una entrada con juegos y actividades para bebés de estas edades? La verdad es que yo, como primeriza, andaba bastante muy pez en estas cosas (y en otras muchas también, no os voy a engañar). ¿Qué hemos hecho con nuestro pipiolillo estos seis meses?

jueves, 8 de enero de 2015

DIY: chupetero + broche

Ya sabéis que siempre ando escasa de tiempo, pero cuando me propusieron participar en este amigo invisible no me pude negar. Participo en un grupo de mamás de julio de 2014 donde nos contamos nuestras dudas, y experiencias (es muy útil al tener todas bebés de la misma edad, la verdad) y a una de ellas se le ocurrió hacer un amigo invisible con cosas para los bebés y algún detallito para las mamás.

Además del regalo propiamente dicho, quise que los detallitos fueran hechos a mano y casi desde el principio tuve en mi cabeza el hacer un chupetero para la niña que me había tocado y un broche a juego para la mamá. Y así salió esto...


lunes, 5 de enero de 2015

Roscón de Reyes

Siempre me ha gustado la magia de los Reyes Magos. Recuerdo que, de los tres, "mi rey" era Melchor y esperaba con ansia el día 5 de enero para poder verle en la cabalgata. Con el paso del tiempo la emoción de la niña se marchó, pero siempre quedó la ilusión y cada año he ido a ver a Sus Majestades de Oriente.

Mi lugar preferido para verles pasar es el pueblo de mis padres. Es un pueblo pequeñito, de poquitos habitantes, y prácticamente todos se movilizan para ayudar a pasar a Melchor, Gaspar y Baltasar... ¡Mi propio hermano prepara una carroza para acompañarles! Después de la cabalgata hay chocolate para todos en la plaza del pueblo, pero nosotros nos escabullimos hasta casa donde mi madre tiene preparado un Roscón riquísimo y chocolate caliente, y juntos le tomamos.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...