lunes, 2 de marzo de 2015

Lactancia materna (II), ¿La hora de los biberones?

El pipiolillo ya va a hacer 8 meses y desde hace un tiempo me rondaba la idea de pasarnos a los biberones y dejar la lactancia materna a un lado. Por cuestiones de comodidad fundamentalmente (¿volveré algún día a dormir toda la noche del tirón?), y porque tenía ganas de "recuperar" mi vida, mi figura (me estoy quedando en los huesos), mis vestidos (que no me pongo porque no son cómodos para dar el pecho)... Motivos banales, lo sé, ¿qué queréis que os diga? Pero así son las cosas, lo confieso. Total, que la idea me rondaba por la cabeza pero no me decidía.

Aquí veis al pipiolillo cuando cumplía un mes de vida enganchado a mi pecho

Hace un par de fines de semana sucedió algo que me hizo dar el paso: una noche como tantas otras el pipiolillo se despertó y por mucho que le ponía al pecho seguía llorando. No se calmaba así que probamos a darle un biberon... Y oigan, mano de santo. 90 ml de leche le durmieron plácidamente hasta la mañana.

Así que le dije a mi querido que ese era el momento y que poco a poco íbamos a proceder con el destete. Compramos más biberones, un dosificador de leche en polvo y un termo para el bibe. El domingo solo le di una toma, y el lunes y el martes lo mismo.

Eso sí, esas noches descubrí que levantarse a las 3 de la mañana a preparar un biberón... ¡Es un auténtico rollo! Con lo feliz que estaba yo acercándole a nuestra cama (seguimos con el colecho, ya os contaré) y volviéndome a dormir... Resulta que con el biberón hay que levantarse hasta la cocina con el pipiolillo protestando, preparar el bibe, calentarle y dársele. Y luego dormirle, que lo de la teta era inmediato pero resulta que con el biberón no se quedaba dormido...

El arsenal necesario para dar el biberón... ¡Mientras que con el pecho no hace falta nada! Ni siquiera babero (se engancha tan bien que no se mancha). El dosificador de leche y la funda son opcionales, pero a mí me parecen muy prácticos. El resto, obligatorio sí o sí...

Total, que el lunes yo ya no estaba muy convencida... Cuando le tenía al pecho en la única toma que le di entonces, por la noche, os confieso que lloré pensando que nunca más iba a vivir ese momento con él; no es por el tan hablado vínculo (creo que nosotros tenemos un vínculo a prueba de biberones), es simplemente la sensación tan maravillosa de alimentar a mi hijo. Y a la vez que me sucedió esto, resulta que mi pipiolillo empezó a toser y toser por lo que le llevamos el martes al pediatra y nos dio una noticia que me dejó paralizada: tenía bronquiolitis. Cosas de la Escuela Infantil... Para mí la única parte negativa de que vaya a la Escuela, que los virus rondan nuestra casa continuamente.

El martes por la noche le dije a mi querido que me arrepentía mucho de habernos pasado a los biberones. Que prefería seguir dándole el pecho porque le pasaría más defensas, y que iba a intentar durante la semana volver a tener la producción de leche que tenía primero aunque no sabía si lo iba a conseguir. Mi querido me dijo que estaba convencido de que lo iba a lograr con lo cabezota que soy, que si lo conseguí cuando nació a pesar de las dificultades también lo lograría ahora.

El miércoles estuve enganchada al sacaleches todo el tiempo que pasé en casa. Y de vez en cuando me ponía al pecho al pipiolillo (aunque por el día prácticamente no toma).

Hice lo mismo el jueves y el viernes. El sábado ya había recuperado más o menos mi producción de leche y no le dimos ningún biberón de leche en polvo.

No creo que la palabra correcta sea relactación (aquí tenéis un enlace al blog de matronaonline donde explica lo que significa esto) porque realmente nunca dejamos el pecho del todo, pero ya prácticamente no tenía leche cuando quise volver a incrementar la producción. Y descubrí que, efectivamente, es posible.

De momento quiero mantener el pecho al menos hasta que termine el invierno y los virus se alejen un poco de nuestro entorno para pasarle todas las defensas que pueda. Sin agobios, si tengo que complementar con algún biberón, que así sea... Pero me alegro muchísimo de haber podido reconducir nuestra lactancia.

¿Os ha pasado alguna vez algo parecido? ¿Qué sentisteis cuando dejastéis de dar el pecho a vuestros hijos? ¿Es posible mantener la producción de leche si el bebé por el día prácticamente no mama?

Y mamás que habéis usado biberón... ¿Algún truquillo para que sea más fácil y cómodo? ¿Cómo os las arreglábais por la noche o cuando salíais de casa? Me vendrían muy bien consejos para cuando retomemos los biberones...

Me encantaría leer vuestras experiencias...

Muchas gracias por leerme, por estar ahí, por pasar un ratito por mi blog y dedicarme unos minutos de vuestro tiempo. Sin vosotros Mi Cajita de Música no sería nada. ¡Gracias!

Feliz día y feliz semana, nos leemos el próximo lunes

37 comentarios:

  1. Puf, no se que contarte, yo con el segundo solo dure 3 dias dando pecho, era un gloton y no podía mas... Con un mes ya se tomaba 200ml... asi que imaginate... Y con la primera solo estuve 3 meses y era caombinado con biberon, por lo cual te cuento, mis bebes al mes ya dormian la noche del tiron, asi que salvo algun dia que se despertaban, lo normal era que de noche no les tuviera que dar bibe... Pero una solucion es un calienta biberones portatil, lo dejas en la mesilla de noche con todo preparado, el agua en el bibe, la leche en un dosificador y solo tienes que calentar el agua en el chisme (no se si lo tienes, pero los hay que son compatibles para el coche y vienen muy bien, hasta calietnan potitos)... Eso por el lado de las noches...

    Lo de dejar la teta, yo se de pirmera mano que cuesta mucho, que te hace sentir culpable con lo de las enfermedades y todo eso... Pero chica, salen adelante con teta y sin teta... Mi peque desde los 3 meses ha tenido bronquiolitis, hemos estado cada dos por tres en urgencias e ingresados... Ahora tiene el menisco roto con dos años, y no creo yo que sea porque no le di teta, porque tengo una conocida que le da teta y tambien andan con la bronquiolitis a cuestas... Yo creo que hay niños que son mas enfermizos que otros... Porque mi mayor tampoco es que tuviera mucha teta en su vida, y es mas sana que un toro...

    Bueno todo este rollo para decirte que tanto si lo dejas como sino, no debes sentirte culpable... Cada decision que tomes respecto a tu pipiolo será la acertada proque tu eres la mama y lo sabes todo... Grabate esto a fuego...

    Saludines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tienes toda la razón. A veces cuesta encontrar ese equilibrio porque creo que hay dos corrientes enfrentadas (absurdamente): proteta y probiberones. Al final pienso que cada familia tiene que elegir lo que mejor les venga.

      A nosotros de momento lo que mejor nos ha funcionado ha sido la teta, pero desde que volví al trabajo se ha convertido en algo complicado... Es difícil porque a veces quiero dejarlo y cuando pienso en dejarlo me da pena y quiero seguir. El problema soy yo misma, que no me aclaro...

      Eliminar
  2. No puedo ayudarte con los trucos, solamente desearte suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Esta crisis la salvamos, a ver qué tal sigue la cosa, ya os contaré :)

      Eliminar
  3. Ayy qué difícil... Tomes la decisión que tomes estará bien tomada, eso lo primero!! Pero yo creo que los peques notan mucho empezar la escuela y ahí lo pillan todo (independientemente de que tomen bibe o teta) pero aún así entiendo tu decisión de seguir con el pecho un poco más. Todo tiene su parte positiva y su parte negativa: un rollo andar calentando bibes de madrugada, pero podrás "delegar" un poco y probablemente dormir más por las noches.
    Eres la mejor mami que pipiolillo puede tener, así que cualquier decisión será acertada :)

    un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohh, qué dulce eres :)

      Al final, como decía en un comentario anterior, el problema soy yo misma: hasta ahora estaba convencida 100% con la teta, pero ahora no estoy segura al 100% con ninguna opción...

      Gracias por tus palabras :)

      Eliminar
  4. ¡Enhorabuena por haber decidido dejar los biberones! Yo la verdad es que no entiendo eso de la comodidad del biberón, cuando cada niño es como es y conozco más de una que dejaron de amamantar a su hijo y con dos años todavía tienen que levantarse cada noche de madrugada a prepararles un biberón, ¡con lo cómodo que es meterle contigo y "enchufarle" la teta, que además les deja k.o!

    Y en cuanto a que al empezar la guardería lo van a pillar todo sean de biberón o de teta, lo siento pero no estoy en absoluto de acuerdo. Mi hijo empezó con poco más de año y medio y sus cuidadoras alucinaban porque no faltó en todo el curso (aunque sí tuvo mocos, pero no fiebre ni otras cosas que le impidieran jugar feliz). Hoy tiene más de tres años y hace unos meses que ha empezado a dormir de un tirón, aunque prefiere dormir conmigo y a cierta hora se mete en mi cama, y mantiene la toma de antes de dormir y al llegar a casa por la tarde. Ahora que lo has vivido recuerda las gran comodidad de dar el pecho a tu bebé, y no te olvides que es lo recomendado hasta los dos años (que aunque a veces sera duro, por algo será...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué suerte que no cogiera catarros...! Mi experiencia, y la de la mayoría de las mamás que conozco, es que en cuanto empiezan con la guardería empiezan los catarros la verdad... Y da igual que estén con teta (mi hijo ya te digo que lo ha estado salvo esos días del biberón, y se ha puesto malo muchas veces antes) que con biberón.

      La verdad es que lo del pecho es una comodidad, sobre todo por las noches. Pero desde que he vuelto al trabajo no me resulta tan fácil... No sé explicarlo, me da miedo no generar suficiente leche como para que coma él por la noche.

      Muchas gracias por compartir tu experiencia :)

      Eliminar
  5. La mía al mes y medio dormía toda la noche entera así que en eso no puedo ayudarte, yo no di biberones nocturnos (es una suerte lo se).

    Con lo que yo no estoy de acuerdo es con las insinuaciones continuas de algunas madres, de que los niños de bibe lo pillan todo, pues mi hija en la guarde tampoco ha pillado más allá de un pequeño resfriado, y siempre ha tomado biberón. Mi hija ha día de hoy con cuatro años, lo único que sigue agarrando son faringitis, JAMÁS ha tenido fiebre. Estoy un poco hasta las pelotillas (se nota no jejeje) Y lo siento, pero yo también estoy de acuerdo con comoelprimerdia, en lo de independientemente de si toman biberón o pecho. Por qué? pues porque con mi hija han ido niñ@s que tomaban pecho, y estaban malos más tiempo que ella tomando biberón, por qué la gente es tan obtusaaaaaaaaa!!!!

    A mi con lo que me daría un parrake verdadero es que con tres años aún se levantara por las noches!!!
    Tu haz lo que a ti te nazca, si quieres seguir....sigue, si lo quieres dejar, no dejes que nadie te juzgue, porque a parte de ser un coñazo tener que levantarte a preparar un bibi (que lo es) entiendo cuando dices lo de la comodidad, porque no tienes que ser exclusivamente tu quien le de de comer.
    Repito.....como tu.....NADIE para tomar esa decisión
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tienes toda la razón! El problema son estas corrientes proteta probiberón muy absurdas... Cada familia debe de decidir lo mejor para ella!

      Qué envidia me das con lo de la noche del tirón desde el mes y medio... ENVIDIAAAA!

      Eliminar
  6. Mi hija pilló de todo el primer año de guarde y solo tomaba pecho... jus! Asì que dependerá mucho del niño, de los virus y de mil factores que no podremos controlar.

    Yo siempre me lo he tomado con tranquilidad y solo pensaba en lo mejor para la peque. Asì que alguna vez le enchufaba un puré de cereales para que se quedara bien llena (porque intenté bibe pero no quería las tetinas) y así fuimos avanzando con teta y alimentos. A nosotros nos funcionó muy bien pero como cada niño es un mundo, no te quedará otra que prueba y error. La mejor decisión será la que tomes tu, porque tu vas a ir conociendo a esa personita mejor que nadie en el mundo. Ánimo.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que yo pienso que los virus rondan en la guardería... ¡Qué se le va a hacer!

      Al pipiolillo la verdad es que si le vemos con hambre sí que le damos un bibe con cereales... En la guardería se el dan por la mañana, que yo estoy trabajando, así que los findes seguimos con esa idea del biberón. Pienso que intentaremos aguantar la teta lo máximo posible sobre todo por la comodidad de las noches, pero bueno, lo que tenga que ser será... Lo que no puedo, desde luego, es estar todo el rato que me paso en casa enganchada al sacaleches porque ni hago nada en casa ni disfruto del pipiolillo.

      Gracias por contarme tu experiencia :)

      Eliminar
  7. yo quiero darle el pecho, pero si me agobio o algo me pasare al biberon, lo tengo muy claro. Trucos: deja los bibes hechos antes de irte a la cama y asi solo tienes que calentarlos, mi prima es lo que hace, un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por el truquillo! Haces muy bien en no agobiarte, lo que tenga que ser será. Un besote, espero que estés muy bien y tu peque también...

      Eliminar
  8. Yo no soy experta en lactancia, pero te dejo este enlace http://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/agotado-de-preparar-biberones-por-la-noche-dejalos-listos-antes-de-ir-a-dormir que creo que te podrá ser útil. En cualquier caso, dejar los bibes preparados es peligroso, a menos que los dejes en la nevera. La recomendación es dárselos antes de que pase una hora desde su preparación, y el agua debería hervir como ya se explica ahí para matar posibles bichos del polvo de la leche, que no es estéril.

    ResponderEliminar
  9. Yo no he caído nunca en la tentación del biberón, pero precisamente eso de tener que levantarme por las noches es lo que me ha mantenido alejada de él. Y eso que los inicios de mi lactancia fueron muy costosos,pero una vez establecida todo ha ido rodado. Ahora con casi 16 meses, mi bichilla apenas mama de día (y eso que estamos siempre juntas) pero por las noches no hay quien la desenganche de la teta. Y te aseguro que se sigue produciendo siempre exactamente la cantidad de leche que el bebé necesita, no te agobies por eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de verdad que me agobia un montón! De hecho creo que es lo que más me agobia de todo, pensar que se despierta porque necesita comer porque se queda con hambre... No sé si me entiendes la sensación.

      El pipiolillo toma biberón en la guarde; nos costó lo nuestro, pero lo conseguimos... Y ahora come donde sea porque es un tragón! jejeje

      Gracias por compartir tu experiencia :)

      Eliminar
  10. Yo dejé el pecho a lo 5 meses, por comodidad, con el trabajo necesitaba algo de descanso y el biberon me permitía dormir al menos una noche si y otra no.
    el único truco que te puedo dar para agilizar en la preparación del bibe nocturno es lo que yo hacía: Tenía preparado en la mesilla el agua caliente en un termo y la dosis exacta de leche en el biberon. Según me despertaba solo tenía que echar el agua en el bibe, agitar y al lío. ¡Al menos me evitaba el paseo a la cocina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el truco! A mí me pasa algo parecido, se me terminó la baja y no es tan fácil compatibilizar la vida laboral con la lactancia... Y eso que mi trabajo es muy conciliador.

      Gracias por compartir tu experiencia! Estoy de acuerdo en que el paseo a la cocina es de lo peor... jejeje

      Eliminar
  11. Yo con el mayor tuve que hacer un pequeño parón por unas pruebas médicas y conseguí no perder la producción gracias al sacaleches pero claro, pagué la novatada y no conocía las crisis de lactancia y por miedo a que se quedara con hambre le empecé a darle biberones y me cargué la lactancia materna. Con esto llego al tema de las tomas de la noche.
    Yo dejaba encima de la mesilla un termo con el agua ya caliente y en su cantidad exacta y en un bol tenía la cantidad de leche en polvo. Sólo tenía que echarlo todo en el biberón, agitar y listo. No hacía falta ni encender la luz porque tenía una lamparita quitamiedos... espero que te ayude mi pequeño truquito ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que hacerme con una lamparita de esas! Porque creo que lo de encender la luz es de lo peor tanto para mí como para el pipiolillo. Gracias por el truco y por compartir tu experiencia :)

      Eliminar
  12. Espero que el pipiolillo esté mejor!!! y tú, tú eres la mejor!!

    ResponderEliminar
  13. Espero que tu niño esté mejor. LittleDani no quiere saber nada de chupetes ni biberones así que pasa de la teta a la cuchara sin despeinarse. Ya tiene 10 meses y así seguimos. Ya me han dicho que seguramente tendré que darle el agua con jeringuilla, tipo Dalsy y esas cosas :-) A ver que tal nos apañamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, seguro que bien! NO conseguistéis entonces darle biberón? Nosotros al final sí, nos costó días y días de intentos pero conseguimos que tomase bibe... Así que ahora le da igual una cosa que otra, porque es un tragón: bibe, teta, cuchara... No le hace ascos a nada! jejeje.

      Espero que os vaya bien lo del agua en jeringuilla, ya nos contarás ;)

      Eliminar
  14. Ay, es que la lactancia es muy complicada. Durante el primer mes tuvimos que darle a mi chiquitín un bibe de refuerzo (a veces polvos, a veces leche que me extraía) y era un follón, sinceramente. Los dejábamos preparados para que costara menos, pero normalmente nos desvelábamos. Cuando establecimos la lactancia exclusiva fue todo más fácil. Sí que recuerdo que en momentos en que estuvo enfermo (con mocos y apenas podía succionar) me preocupaba quedarme sin leche, pero después se volvía a establecer todo. Es increíble el cuerpo humano.
    Yo sí que sentí que en momentos en que estaba enfermo el pecho era un gran consuelo para él y eso no lo da el biberón. Pero el destete es un tema personal y yo entiendo tus ganas de volver a sentirte la de antes, porque no es fácil.
    Ánimo y vosotros decidiréis cómo lo hacéis y, sobre todo, cuándo. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que creo que el hecho de que se pusiera malito fue determinante para que volviera a la teta... Le veía tan pachuchillo que me daba pena dejarle de dar de mamar cuando tanto consuelo le ofrece.

      Creo que lo de preparar bibes además de la teta es un rollo... La LM es muy cómoda.

      Gracias por compartir tu experiencia :)

      Eliminar
  15. Con tres hijos me ha pasado de todo y aquello que un día te parecía imposible lograr al día siguiente lo conseguías o viceversa. Cada uno tiene que aprender de sus propios errores y experiencias. Mi truco para los biberones de noche era dejar las medidas preparadas y el agua caliente en un termo, así iba todo más rápido. Lo de los virus es inevitable y pasar ciertas enfermedades les hace que creen sus propias defensas.
    Besos.Anachicuca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tienes razón. Pero qué mal se pasa las primeras veces que están malitos...!!!!

      Muchas gracias por compartir tu experiencia :)

      Eliminar
  16. Ayyyy a mi no me ha pasado esto porque no tengo hijos pero no sabes cómo me ha enternecido tu relato, madre coraje, tú si que vales :-)
    Que pases un finde estupendo guapetona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te tocará... Y espero que nos lo cuentes, eh??? Un besote y gracias por pasarte por mi casita 2.0 :)

      Eliminar
  17. Pues yo por desgracia no pude dar el pecho a la niña, y no son excusas ni porque no lo intentara, pero fue sencillamente imposible. Así que me tocó extraerme la leche 8-10 veces al día, un par de veces también en plena noche, hacer biberones a las 3 a.m o a la hora que fuera, como tú bien dices... la verdad es que no fue nada divertido y a menudo sentía envidia de las mujeres que no tienen ni que levantarse de la cama para alimentar a su bebé.

    ResponderEliminar
  18. Aaaay cómo te entiendo!! Yo pensaba dejar de dar el pecho en cuanto empezase a trabajar pero...ahora ya no lo tengo tan claro.
    Primero x lo bueno de la leche materna, segundo pq todo ha ido tan bien y ella come tan bien que...me parece una lástima desaprovecharlo y pasar a los bibes y tercero...pq como dices, sólo de pensar en no darle más...me entra la llorera. Esa sensación de alimentarle me gusta mucho y no me gustaría perderla tan pronto.
    Así que he empezado a usar el sacaleches con la intención de congelar mi leche y así poder darle yo la 1a toma cuando ya trabaje y la última y a ver si la del mediodía puede ser mía pero en bibe.
    Aunque el sacaleches me está costando. Tengo leche pero sólo saco 60ml de una vez... Así q a este ritmo no sé si tendré buena producción como para hacerme un bien banco de leche decente.
    En fin...
    Un besn.me ha encantado la entrada y todos los comentarios muass

    ResponderEliminar
  19. Aaaay cómo te entiendo!! Yo pensaba dejar de dar el pecho en cuanto empezase a trabajar pero...ahora ya no lo tengo tan claro.
    Primero x lo bueno de la leche materna, segundo pq todo ha ido tan bien y ella come tan bien que...me parece una lástima desaprovecharlo y pasar a los bibes y tercero...pq como dices, sólo de pensar en no darle más...me entra la llorera. Esa sensación de alimentarle me gusta mucho y no me gustaría perderla tan pronto.
    Así que he empezado a usar el sacaleches con la intención de congelar mi leche y así poder darle yo la 1a toma cuando ya trabaje y la última y a ver si la del mediodía puede ser mía pero en bibe.
    Aunque el sacaleches me está costando. Tengo leche pero sólo saco 60ml de una vez... Así q a este ritmo no sé si tendré buena producción como para hacerme un bien banco de leche decente.
    En fin...
    Un besn.me ha encantado la entrada y todos los comentarios muass

    ResponderEliminar
  20. Aaaay cómo te entiendo!! Yo pensaba dejar de dar el pecho en cuanto empezase a trabajar pero...ahora ya no lo tengo tan claro.
    Primero x lo bueno de la leche materna, segundo pq todo ha ido tan bien y ella come tan bien que...me parece una lástima desaprovecharlo y pasar a los bibes y tercero...pq como dices, sólo de pensar en no darle más...me entra la llorera. Esa sensación de alimentarle me gusta mucho y no me gustaría perderla tan pronto.
    Así que he empezado a usar el sacaleches con la intención de congelar mi leche y así poder darle yo la 1a toma cuando ya trabaje y la última y a ver si la del mediodía puede ser mía pero en bibe.
    Aunque el sacaleches me está costando. Tengo leche pero sólo saco 60ml de una vez... Así q a este ritmo no sé si tendré buena producción como para hacerme un bien banco de leche decente.
    En fin...
    Un besn.me ha encantado la entrada y todos los comentarios muass

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es duro... Nosotros al final aguantamos hasta los 9 meses y ahí lo dejamos. Tengo que confesarte que a veces me arrepiento, era un momento tan bonito... Pero bueno, es lo que hay.

      Suerte a vosotras :)

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...