lunes, 14 de marzo de 2016

Maternidad Montessori: Ambiente preparado {cocina + baño}

Si la semana pasada os enseñaba nuestro salón montessori, hoy os enseño cómo hemos adaptado nuestra cocina y nuestro baño a la reciente movilidad de nuestro pipiolillo... ¿Empezamos por la cocina?


Como veis nuestra cocina es bastante pequeñita y estrecha, y la hemos hecho aún más pequeña comprando una secadora (¡pero qué bien ha hecho a nuestra vida la secadora...!) En la parte de la derecha podéis ver la mesa con nuestras sillas y la trona del pipiolillo al fondo; de IKEA, fue una compra genial porque se puede fregar una y otra vez sin problema (cosa que es muy necesaria cuando empiezan a comer solos...)

lunes, 7 de marzo de 2016

Maternidad Montessori: Ambiente preparado {salón}

Como ya os conté cuando os enseñé la habitación de inspiración Montessori del pipiolillo, para seguir esta filosofía conviene adaptar los espacios de la casa a los más pequeños; realmente si nos ponemos a pensarlo, es algo lógico independientemente de la base de la crianza: las casas deben de estar adaptadas a las personas que viven en ellas, independientemente de su edad. Total, que nosotros hemos ido realizando cambios progresivamente (y los que haremos, que yo soy muy de cambiar las cosas para disgusto de #miquerido...)

¿Queréis que os enseñe algunos rinconcitos de mi casa? Vaya por delante, ya os lo he dicho más veces, que no es pinterest; de hecho vivo de alquiler y algunos muebles no los puedo cambiar, el piso es pequeño (90 metros cuadrados, 3 habitaciones) y la mayoría de nuestros muebles son de IKEA. Pero con lo que hay, hemos intentado hacer un hogar lo más cómodo y bonito posible para nosotros...


Una de las estancias que más ha cambiado ha sido el salón; cuando nació el pipiolillo simplemente añadimos una minicuna y, cuando fue haciéndose mayor, un tatami para jugar. Pero ahora se ha infatilizado y montessorizado  bastante... Hemos quitado las alfombras (eran de esas de pelo largo y nos daba miedo que se quedara alguna cosa escondida entre ellos con la que el pipiolillo se atragantara) y también la mesa de centro para que Alejandro tuviera espacio para moverse. En la zona de los sofás hemos añadido una estantería a su altura con cuentos y colocado dos cojines para hacer un rincón de lectura... ¡Un éxito!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...