lunes, 31 de octubre de 2016

Cantabria con Niños {de ruta}: Reserva del Saja

Que el contacto con la naturaleza es algo muy positivo en la niñez, lo sabemos todos. Viviendo en una ciudad como es nuestro caso (Santander), conseguir esto no siempre es fácil... Tenemos la gran suerte de que los abuelos viven en el #pueblitobueno y vamos mucho por allí, pero también intentamos descubrir otros lugares que están cerca de casa y que pensamos que pueden ser interesantes para rutas en familia.

Para encontrar esto, lógicamente, lo primero que hicimos fue conectar nuestro ordenador y buscar en Internet. Nos llevamos una sorpresa, porque realmente no encontramos ningún sitio en el que se especifiquen rutas accesibles para niños pequeños (pensad que Alejandro tiene ahora 2 años y 3 meses) con datos realmente claros: itinerario, aparcamiento, datos de interés... Así que he decidido añadir una nueva sección en el blog: Cantabria con niños.

En esta nueva sección voy a añadir las rutas que vayamos haciendo con información detallada de cada una (esta subsección se llamará "de Ruta"). Y además he pensado que también voy a incluir otras cosas como actividades para hacer en mi región ("actividades"), lugares que visitar ("lugares con encanto") y restaurantes/cafeterías interesantes para ir con niños ("a mesa puesta").

El objetivo es reunir en el blog esta información basada en mi experiencia personal (aunque si alguien quiere participar está invitadísimo a contar también su experiencia; interesados podéis poneros en contacto conmigo en: correolacajitademusica@gmail.com), para así ayudar a todos los que quieran buscar qué hacer en Cantabria con niños. Y también dar a conocer a todos los que no tenéis la oportunidad de vivir cerca, mi provincia, que es preciosa :)

Y sin más presentación, hoy empiezo con una ruta que hicimos en la Reserva del Saja:


Y así, buscando y buscando, encontré en Internet esta pequeña ruta (poco más de 4 kilómetros); he intentado de nuevo dar con la página web de origen de la misma, pero no la he encontrado... 


Justo en el punto de salida de la ruta hay un pequeño aparcamiento y una zona de parque infantil con mesas y barbacoas. Cuando nosotros fuimos no había problema para aparcar, aunque sí que es cierto que las mesas a la sombra ya estaban cogidas, por lo que conviene ir pronto si se quiere comer allí.



El paseo es muy agradable, al lado del río Saja, entre sol y sombras y rodeados de naturaleza, tal y como veis en la foto. Nosotros nos encontramos un grupo de vacas que por allí pastaban a sus anchas, y estuvieron un rato del camino delante de nosotros para delicia del pipiolillo que las señalaba fascinado.

En este camino nos encontramos dos desviaciones a la derecha: la primera de ellas, para llegar hasta un pozo donde los más atrevidos se bañaban en el agua helada del río. Un poco más adelante otra desviación llegaba hasta otra orilla del río llena de piedras, donde nuestro pequeño tiró por primera vez una piedra... Y ya no quiso parar.


Llegar hasta la orilla tiene un acceso fácil, pero una vez que se llega hasta el río la superficie es muy pedregosa por lo que los niños más pequeños necesitarán que se les ayude. El agua estaba clara y conseguimos ver algún pececillo por ahí también...


El peque se cansó más o menos a mitad de camino, porque coincidió con su hora de la siesta. En ese momento aprovechamos para sacar nuestra mochila portabebés, y se quedó completamente dormido. Tengo que deciros que aunque en las indicaciones de la mochila pone que es apta desde el nacimiento hasta los 18 kilos, al pipiolillo no le queda ya muy bien. Si os fijáis, no le recoge bien las piernas... Sé que hay mochilas toodler, pero nosotros la usamos tan poco que no nos sale rentable la inversión, ya que salvo que se quede dormido, él prefiere ir andando.

Después del paseo, que se hace muy rápido (más o menos 1 hora y media andando a paso de un niño), preparamos la comida a la sombra de un árbol. Este verano compramos una manta de picnic en una famosa tienda de deporte... ¡y qué maravilla! Una de las mejores inversiones que hemos hecho, porque nos permite parar a comer/merendar en cualquier parte. La llevamos siempre en el coche.

Tuvimos la buena suerte de que mientras que comíamos, pasó un tractor. No sé si os he contado que desde que empezó el verano más o menos, mi pequeño está fascinado con todos los medios de transporte... Así que ver al tractor fue algo muy emocionante para él ;)


Tumbados a la sombra y rodeados de montañas, aprovechamos para sacar un parchís. A Alejandro le encantó jugar con las fichas... Pero enseguida sacó uno de sus coches y ya el tablero se convirtió en una carretera improvisada.


Y terminamos nuestra visita yendo de nuevo al río, esta vez siguiendo el camino que hay al lado de la zona de las mesas. En este caso sí que está mucho más fácil andar por allí, y el pipiolillo y yo aprovechamos para descalzarnos y meter los pies mientras tirábamos metíamos piedras en nuestro caldera y después las volvíamos a lanzar.


En definitiva, un paseo muy tranquilo y agradable, apto para niños pequeñitos, y que es posible realizar en una sola tarde/mañana si no se quiere ir a pasar el día. Nosotros fuimos con los abuelos, y los 5 y nuestro fox terrier Rufo (creo que le veis en la primera foto) pasamos un día genial.


¿Habéis estado alguna vez en la Reserva del Saja? ¿Nos recomendáis alguna ruta por Cantabria? ¿Os gusta la nueva sección? ¿Os apetecería participar? Contadme, contadme...

Por cierto que si os apetece hacer esta ruta y tenéis alguna duda, podéis escribirme a mi correo o dejar un comentario, e intentaré responderos lo antes posible.

Feliz lunes


17 comentarios:

  1. De cataluña no he salido nunca jajaja

    Me encanta cantabria es super bonito!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pues una zona muy chula. Me encanta la idea de tu nueva sección, y cuando subamos para allí ya se donde buscar!

    ^^

    ResponderEliminar
  3. La sección me parece genial y sin duda alguna cuando planee viajar a Santander la consultaré,Besos

    ResponderEliminar
  4. Bueno yo tambièn vivo en Santander y pienso todo lo contrario a lo Què dices al principio . Aquî Es muy fàcil tener contacto con la naturaleza Pues Es una ciudad pequeña y muy manejable con la playa a Mano y muchos parques y jardines amplios para niños. Nada Què ver con grandes ciudades donde esto sî Què Es difîcil. Cuando mis niños eran pequeños me gustaba ir mucho a Lièrganes, ir al rîo ,tambièn Liencres . Subir al Asôn , Ramales de la Victoria y demàs, sitios y lugares para escoger hay aquî en esta Cantabria verde e infinita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por comentar!!

      Igual no me he explicado con claridad: por supuesto que Santander tiene playas (urbanas) y parques (algunos geniales como Mataleñas), y de hecho vamos mucho!! Pero yo no lo llamaría naturaleza, sino zonas verdes dentro de la ciudad... Naturaleza es estar en el campo, rodeado de montañas, viendo el río pasar y los animales campando a sus anchas. A eso me refiero...

      Totalmente de acuerdo que a "tiro de piedra" de Santander hay un montón de sitios preciosos que cumplen esa función, y precisamente mi idea con esta sección es descubrirlos.

      Si tienes alguna idea o experiencia y quieres participar, eres muy bienvenida :)

      Eliminar
  5. Que buen post amiga !!! Este verano estuve 3 semanas recorriendo España !!! Con 5 niños( claro que no tan pequeños como el tuyo) y no vi ningún sitio que no ayudará qué lugares eran apropiados para ir con niños !! Yo estuve en los lugares más turísticos y fue realmente agotador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es agotador con uno... No me puedo ni imaginar con 5! jaja. Vi tus fotos en instagram y, la verdad, qué bonito viaje hicistéis :)

      Eliminar
  6. Nosotros también salimos algo de caminata por ahí, lo bueno es que la nuestra ya tiene cinco añitos y aguanta, aunque los hombros de su padre siempre están a mano jajajaja
    Buena sección!!

    ResponderEliminar
  7. Yo también creo que será una sección exitosa! La verdad es que conozco poco el norte de España, pero si alguna vez nos vamos para allí ya sé dónde buscaré información. :)
    Preciosa toda la excursión!
    Muas!

    ResponderEliminar
  8. Hola!!
    He visto tu comentario. Aunque ando bastante desconectada, quería pasarme a saludarte y a contarte que todo va genial. Estoy ya de 25 semanas y es una niña!
    Tengo ig aunque no publico nada relacionado con esto y facebook que es por donde más a menudo me paso.

    Yo sí que conozco cantabria y lo visitaré con la heredera ;)

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Cantabria es maravilloso! No he estado tanto como quisiera pero las veces que he ido me ha gustado un montón. Aunque no tengo niños iré recopilando tus rutas que nunca se sabe.. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Qué ruta tan bonita!!!!! Tomo nota.
    Besazos
    Ana ♥

    ResponderEliminar
  11. Hola!!! qué pasada de día y de paisajes, me encantan las salidas y caminatas :) es genial la nueva sección, a mi me encanta. Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué sección más chula! Cantabria es preciosa, aunque básicamente solo he visto su lado urbano, así que me quedaré por aquí para viajar desde mi mesa a esos sitios rurales bonitos que nos enseñes :D

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...